Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El caso Culebra se cierra 13 años después al rendir cuentas el administrador judicial

El caso "Culebra" se cierra judicialmente 13 años después

El caso "Culebra" se cierra judicialmente 13 años después

La enorme fortuna que el fallecido Juan Carlos González Martín, Culebra, amasó con el tráfico de hachís en la década de los 90 –se calcula que lavó 20 millones de euros– y que fue intervenida en la mayor operación desarrollada contra el blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico en el año 2008 en Vigo, está ya prácticamente en manos del Tesoro.

Las últimas subastas de bienes de la red de blanqueo, valorados en 15 millones, son para multas | Portugal se queda más de la mitad de los 5,8 millones depositados en sus bancos

Del ingente patrimonio incautado y valorado en más de 15 millones de euros, solo faltan por subastar unos pisos y unas fincas, que servirán para pagar parte de las multas impuestas a la familia y los testaferros de Culebra, que suman 168 millones de euros. Una labor ardua porque hay que investigar si son solventes y si los bienes tienen algún tipo de carga.

Con la cuestión penal resuelta –los 11 condenados, entre ellos la mujer y los tres hijos del cabecilla, o han cumplido ya las penas de cárcel que sumaban un total de 50 años o están a punto–, y la parte económica de la sentencia prácticamente ejecutada, la Sección Quinta de la Audiencia con sede en Vigo ha pedido el informe de rendición de cuentas al administrador judicial. Un documento con el que trece años después, cierra el largo recorrido judicial del denominado caso Culebra.

En este tiempo falleció el responsable de la trama, Juan Carlos González Martín, un octogenario que estuvo en prisión provisional pero no llegó a ingresar para cumplir condena por problemas de salud, y también el primer administrador judicial de su fortuna.

El chalé donde vivía Juan Carlos González Martín.

El chalé donde vivía Juan Carlos González Martín.

En el informe final de la liquidación de cuentas se indica que las labores de administración incluyeron la gestión de los inmuebles decomisados, así como de las cuentas bancarias de la familia con la intención de mantener la integridad de los bienes y su valor económico. Hay que resaltar que en un banco luso se intervinieron 5,5 millones de euros en cuentas bancarias a nombre de la familia González Martín. En virtud de las leyes internacionales, Portugal se quedó con más de la mitad de dicha cantidad.

Bajo comercial de su propiedad que fue subastado.

Las cuentas finales, que se han remitido al fiscal y a las partes, incluyen los honorarios percibidos por los administradores de la millonaria fortuna decomisada. El primero de ellos, que ejerció entre 2008 y junio de 2017, percibió 198.913,57 euros y su sustituto, entre junio de 2017 y junio de 2019, percibió 37.014 euros.

Interior del yate.

Treinta coches de lujo, un yate, una amplia pinacoteca de artistas gallegos valorada en casi medio millón de euros, joyas y piedras preciosas, fincas, chalés, bajos comerciales, inmuebles y varias sociedades, así como más de seis millones de euros en dinero en efectivo formaron parte de los bienes decomisados a Culebra y sus testaferros.

Entre los bienes inmuebles destacan los chalés familiares de Culebra y sus hijos en Panxón y Gondomar; tres pisos con garaje y trastero en el centro de Vigo y cuatro grandes locales comerciales, uno de ellos en García Barbón que estaba alquilado a una multinacional de pizzas.

Loading...

Los administradores judiciales se encargaron de las sociedades activas civiles y mercantiles Jumalex CB, Lorana CB y Moldes y Diseño Domaio SL, participadas por uno o varios miembros de la familia de Culebra y alguno de los testaferros. Además, gestionaron el patrimonio inmobiliario y los domicilios particulares de la familia González Martín, tanto los chalés de Panxón y Gondomar, como los pisos de Vigo donde residían algunos de ellos. Además, se encargaron de negociar y gestionar los arrendamientos y las rentas del alquiler permitieron atender las obligaciones formales de impuestos y pagos. a la espera de la subasta pública.

También y bajo supervisión de la Audiencia, se atendían los gastos de escolarización y manutención de los hijos menores de la familia González Martín y se fueron pagando hipotecas y comunidades de vecinos de los inmuebles decomisados hasta que en 2018 se iniciaron las expropiaciones y liquidaciones por parte de la sociedad estatal Segipsa, encargada de su subasta por el Plan Nacional de Drogas.

Los administradores, en su informe, indican que dejaron de facturar honorarios en 2019 y su último servicio ha sido, de forma desinteresada, la liquidación de cuentas bancarias, fondos de inversión y demás productos financieros con el desglose de los saldos transferidos a cada uno de los condenados a efectos de cómputo de ingresos para la el pago de las multas.

Compartir el artículo

stats