Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia de Vigo ordena el inmediato ingreso en prisión del "narcoabogado" por el alijo de Caldas

Manuel Estévez Molares, con toga, en un juicio en el que intervino en Ourense como abogado. |   // B. LORENZO

Manuel Estévez Molares, con toga, en un juicio en el que intervino en Ourense como abogado. | // B. LORENZO

Los días en libertad de Manuel Estévez Molares ya estaban contados antes de caer esta semana en el marco de una operación contra el tráfico de drogas desplegada en buena parte de la provincia de Pontevedra. El motivo es que recientemente adquirió firmeza la sentencia que en 2019 condenó a este abogado vigués de 62 años de edad a casi una década de prisión por liderar un grupo de narcos que introdujo 60 kilos de heroína en Galicia después de intentar sin éxito traer 1.500 kilos de cocaína desde Colombia. Ahora, su nuevo arresto precipitará presumiblemente esta inevitable entrada en prisión. Y es que tras tener conocimiento de su detención, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, que se encarga de la ejecución de esa sentencia, ya ha iniciado los trámites de cara a notificarle la resolución por la que se le requiere para que ingrese en la cárcel y abone la multa de 9 millones de euros que se le impuso en ese procedimiento.

La sala viguesa realizará dicho requerimiento a través del Juzgado de Instrucción número 1 de Cambados que dirige el operativo de esta semana y ante el cual a lo largo de la jornada de hoy pasará a disposición el narcoabogado vigués y el resto de detenidos en el nuevo golpe al narcotráfico asestado este martes a una organización que traía heroína desde Madrid y la distribuía por toda Galicia. Precisamente es a Estévez Molares a quien se sitúa al frente de esta red.

A la espera de lo que se decida en relación a este operativo todavía abierto, lo que no tiene vuelta de hoja es la sentencia firme derivada de los 60 kilos de heroína incautados en el verano de 2017 en una nave de Caldas de Reis, en la que se constituyó como una de las mayores aprehensiones de este estupefaciente de los últimos años en España. Hubo un total de 12 condenados, entre los que sobresalía este letrado vigués y el vilanovés Juan Jesús Ventoso Padín, Juancho, ambos considerados líderes de la red gallega que trajo dicho alijo en alianza con unos traficantes búlgaros.

Esa condena, dictada en noviembre de 2019 por la Audiencia de Vigo y ratificada en 2020 por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), impuso al abogado un total de 9 años y medio de prisión por delitos de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia –con la agravante de reincidencia– y pertenencia a grupo criminal. También una multa millonaria. Desde el bufete que abrió en la calle Coruña de Vigo, frente a los juzgados, se encargó también según dicho fallo de los negocios ilícitos: tenía gran capacidad de decisión en las negociaciones y contactos con proveedores extranjeros.

Una resolución ya firme

Esa pena es la que ahora deberá cumplir el letrado ya que, al contrario que otros condenados en ese mismo procedimiento, no presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo, por lo que ya adquirió firmeza –lo que sí formalizó después fue uno extraordinario de revisión–. En esa sentencia se tuvo en cuenta su reincidencia, ya que ya estuvo seis años en A Lama –entre 2006 y 2012– por otras dos condenas de tráfico de drogas, concretamente también heroína. Precisamente fue en esa etapa en la cárcel cuando cursó los estudios de Derecho por los que se convirtió en abogado. Su anterior profesión, que ejerció durante 21 años, fue la de maquinista ferroviario.

Su detención esta semana en un nuevo operativo contra el tráfico de heroína lo vuelve a situar bajo la lupa de los grupos antidroga. Hospitalizado recientemente por COVID-19, Estévez Molares seguía en todo caso desarrollando su labor de letrado. “Es un abogado ejerciente”, afirmaron ayer fuentes del colegio vigués. La sentencia de la droga de Caldas no incluye su inhabilitación para el ejercicio de la abogacía.

El nuevo operativo se salda con el decomiso de 1,2 kilos de heroína, la mayor parte en manos del jurista

La operación desarrollada esta semana en la que ha vuelto a ser detenido el narcoabogado Manuel Estévez Molares sigue abierta, pero ya hay un balance provisional de 11 arrestos efectuados en Vigo y su área, en O Salnés y en Ferrol. La incautación en esta localidad coruñesa hace ya meses de cuatro kilos de heroína que un joven arousano llevaba en su vehículo habría sido el hilo del que se tiró y que permitió desplegar el macrodispositivo de este martes, en el que, junto a los apresamientos, se realizaron prácticamente de forma simultánea un total de 13 registros en domicilios y en algún despacho, como fue el caso por ejemplo del bufete del letrado vigués. El balance de la droga incautada es de 1,2 kilos de heroína –la mayor parte se la habrían aprehendido al abogado vigués– y de tres kilos más de sustancias de corte. También se decomisó dinero y teléfonos móviles. Hoy se producirá el pase a disposición de los detenidos en el juzgado de Cambados que dirige el operativo. Tras quedar uno de los arrestados en libertad en sede policial –concretamente un apresado en Ferrol–, serán diez los que comparecerán en el tribunal.

El abogado vigués permanece desde el martes en los calabozos de la comisaría de Vigo, a la espera de su traslado hoy a Cambados. Ayer, en el interrogatorio ante los agentes que llevan la investigación, se acogió a su derecho a no declarar.

Compartir el artículo

stats