Un taxista de Vigo ha aceptado abonar 900 euros de multa como autor de un delito de lesiones, después de que golpease a una clienta en la boca, causándole un hematoma y la rotura parcial de un diente, en el transcurso de una discusión por "desavenencias" en el pago de una carrera. La vista estaba señalada para la mañana de este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo, si bien fuentes cercanas al caso han comunicado que las partes han llegado a un acuerdo de conformidad.

De esta forma, aunque inicialmente la Fiscalía solicitaba una multa por un total de 2.700 euros, después de que el acusado abonase la responsabilidad civil --155 euros por los gastos sanitarios de las lesiones y la reconstrucción del diente de la mujer-- se le ha aplicado la atenuante de reparación del daño, de forma que únicamente tendrá que abonar 900 euros de multa.

De acuerdo con el escrito de Ministerio Público, los hechos ocurrieron sobre las 5:5 horas del 15 de diciembre de 2018 en la calle Venezuela, en el centro de Vigo, cuando el taxista comenzó a discutir con dos clientas por "desavenencias" en el pago de una carrera.

En el transcurso de la discusión, una de ellas sacó su móvil para tomar una foto de la matrícula del taxi, si bien el acusado intentó quitárselo, golpeando a una de las mujeres en la boca. Como consecuencia, le causó un hematoma pequeño en la cara interna del labio y la rotura parcial de un diente, si bien no le quedaron secuelas ni perjuicio estético.