Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo regresa al riesgo alto por COVID

PCR en el COVID Auto a un joven.

PCR en el COVID Auto a un joven. Alba Villar

La Consellería de Sanidade lleva dos semanas advirtiendo del paulatino empeoramiento de la evolución de la pandemia en la ciudad. Y, en la última, el ritmo de expansión del virus se ha acelerado. La incidencia a 14 días ha subido 30 puntos, los mismos que a lo largo de los 25 días anteriores. Ayer se situaba en 148 nuevos contagios por cien mil habitantes, al borde de superar los 150 y regresar al riesgo alto de transmisión, que había dejado atrás el 22 de febrero. En los municipios de más de 20.000 habitantes esto conlleva subir en el nivel de restricciones. Si las cifras no mejoran, es lo que recomendará hoy el comité clínico del Sergas.

De hecho, según la incidencia a siete días, Vigo ya estaba ayer en riesgo alto con 78 nuevos diagnósticos de COVID por cien mil habitantes. Sanidade presta ahora especial atención a este parámetro para poder anticiparse a la expansión del virus, con mayor capacidad de contagio por las nuevas variantes. Al superar los 75, suele apostar por adelantarse y subir las limitaciones al nivel medio, lo que implica reducir los aforos de la hostelería: en el interior baja del actual 50% al 30%; y en el exterior, del 75% al 50%.

SIMÓN ESPINOSA | Pincha en en la imagen para ampliar

“No me quiero adelantar a lo que se diga mañana [por este martes] en el comité, pero lo probable es que en Vigo tengamos que tomar medidas en estos próximos días”, explicó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, tras destacar que la progresión de la mayor ciudad de Galicia es “preocupante”.

“Empieza a preocuparnos el incremento suave, pero incremento, de los índices de contagio a 14 y 7 días”, coincidió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una visita ayer a la estación intermodal. Llamó a los vigueses a “mantener la hostelería abierta”, lo que “depende de su propia conducta”. También animó a vacunarse: “Es el antídoto seguro contra la infección, es la solución definitiva para superar la pandemia”. Agradeció el “ejemplo” del alcalde de Vigo, Abel Caballero, cuando acudió “a vacunarse con optimismo”. El regidor pidió a la población que tome “todas las cautelas posibles” porque “la evolución de la curva no es buena”.

Retomó la senda del ascenso desde el puente de San José y es la ciudad gallega con la peor incidencia desde hace dos semanas. Está un 66% más alta que la media de la comunidad –148 frente a 89–. En esos 14 día se han detectado 438 nuevos positivos entre los vigueses –31 al día–, pero la situación empeora si nos centramos en la última semana, con la apertura de 231 casos –33 de media por jornada–.

En este marco, no todo el mundo cumple las normas de prevención. La Policía Local emitió el fin de semana 113 propuestas de sanción: 39 por no llevar mascarilla, 38 por infringir el toque de queda, 17 por no cumplir las medidas para no convivientes y 19 a locales.

Pero Vigo no es el único municipio en el que empeora la situación epidemiológica. Entre los de más de 10.000 habitantes, Gondomar es el que está peor, con una incidencia acumulada (IA) a 14 días de 164 nuevos casos por cien mil habitantes. Junto a As Neves, es el único del área que ya está en nivel medio de restricciones. También superan los 150 casos por cien mil habitantes a dos semanas Mondariz Balneario, Crecente y Arbo. En este último, la alarma parece mayor, ya que su IA a 7 días está entre 125 y 250. Pero son localidades pequeñas y los brotes pueden estar controlados. En una situación similar a Vigo –con una IA a 14 días por debajo de 150, pero la de 7 días por encima de 75–, están Baiona, Cangas y Ponteareas.

Las cifras del área sanitaria en su conjunto, aunque mejores, también empeoran. Su IA a 14 días subió 13 puntos en los últimos tres días hasta los 110 nuevos casos por cien mil habitantes. Son 21 más que la media gallega, pero no es la peor. La pontevedresa mantiene el farolillo rojo con 132. Está en niveles de principios de marzo, como los casos activos, que escalan a 732.

El 65% de los brotes del área son en la ciudad

La ciudad aglutina, en la actualidad, dos de cada tres brotes activos en el área sanitaria. Del 4 al 18 de abril, se han registrado 83 y 54 de ellos fueron en Vigo. En su gran mayoría, siguen sucediendo en el ámbito familiar. Así ocurrió en el 81% de los de la ciudad –44– y el 89% –74– de los del área. Además, en la urbe olívica hubo cuatro laborales, cuatro sociales y dos mixtos. El brote vinculado a las personas que coincidieron en un local de Samil y que luego continuaron las reuniones en varios domicilios asciende a 36 casos. No es el mayor de los que se registraron en la comarca. El del Meixoeiro llegó a 83 afectados y otro que implicó a un centro de día y familias, a 92.

Compartir el artículo

stats