Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un polvorín en el Centro de Educación para Adultos de O Berbés

EPA Berbés, en Marqués de Valterra.

EPA Berbés, en Marqués de Valterra. Alba Villar

El Sindicato de Estudiantes respalda las críticas de alumnos del Centro de Educación para Adultos (EPA) Berbés por la falta de tutorías presenciales, entre otros incumplimientos del horario docente, así como por irregularidades en la enseñanza de algunas materias. Las quejas ya han sido trasladadas a la jefatura territorial y al propio conselleiro de Educación, pero el malestar prosigue y, desde el propio Sindicato, lamentan la “actitud defensiva” del equipo directivo, que se estrenó este curso, y de parte del claustro ante estas demandas.

Según la normativa, las sesiones de tutoría solo deben ser telemáticas en situación de confinamiento. De hecho, en el resto de centros EPA de Galicia, aseguran los afectados, se están desarrollando de forma presencial.

Hay que tener en cuenta que muchos alumnos no disponen de internet o de ordenadores en casa y que sus circunstancias personales ya les dificultan en condiciones normales el seguimiento del curso. Muchos de ellos no tienen estudios, o los han reiniciado después de muchos años y tienen que compatibilizarlos con su trabajo o responsabilidades familiares.

Profesores ilocalizables

Y además los estudiantes se quejan de que les resulta imposible localizar a algunos profesores en las instalaciones de Marqués de Valterra dentro de su jornada laboral.

También hay problemas con los matriculados en la ESA (Educación Secundaria para Adultos) semipresencial, pues este curso deben acudir dos día al centro en vez de uno solo como en años anteriores.

Los docentes lamentan que estas circunstancias dificultan a los alumnos “conciliar sus obligaciones académicas, familiares y laborales”, además de suponer “un gran esfuerzo económico” para algunos de ellos el tener que desplazarse dos días.

Tras las quejas de estudiantes y de profesores que advierten de la “vulneración” de sus derechos, el horario para el segundo cuatrimestre fue modificado, pero los problemas denunciados persisten.

"Un curso muy malo"

“No tenemos orientación presencial y esto es muy duro porque hay materias complicadas y la gente tiene problemas de internet o carece de ordenador. Gracias a una profesora, a mí me consiguieron uno el año pasado para poder continuar mis estudios, pero este curso está siendo muy malo. Uno de los profesores nos dijo que buscásemos la información en internet. Hay muchos alumnos que han desistido por falta de organización y de apoyo. La mayoría queremos aprovechar la oportunidad y no perder el tiempo. Muchos lo vemos como la última oportunidad de estudiar, pero te desaniman”, lamenta una alumna de ESA.

Otros compañeros han denunciado desde principios de curso irregularidades en los contenidos de algunas materias e inasistencia del docente encargado. Pero siguen a la espera de soluciones.

El Sindicato de Estudiantes confirma haber recibido estas quejas sobre “incumplimiento de los contenidos y de los criterios de evaluación establecidos en las programaciones didácticas, así como del escaso seguimiento y atención hacia el alumnado” y de la “brecha digital” derivada “tanto de la ausencia de dispositivos adecuados para que todo el mundo pueda estudiar y trabajar con garantías, como de la ausencia de una formación informática de calidad”.

Falta de medios

Lamenta el “deterioro” de la educación pública en general, demanda más profesores fijos y con menos horas lectivas y apunta a la responsabilidad de la Xunta en la ausencia de una formación informática de calidad en centros como el de EPA Berbés: “No ha dotado de los medios suficientes a los centros, al profesorado y al alumnado, ni ha promovido una formación que permita hacer efectivo el aprendizaje telemático”.

“Del mismo modo es gravísima la sobresaturación de toda la administración y de los equipos directivos, en los que se ha descargado toda la gestión de las medidas COVID”, añaden desde el Sindicato.

Respecto a la gestión de la dirección del Centro Berbés, les recuerdan que los alumnos solo les están demandando “calidad educativa, cumplimiento de las programaciones y del horario, y una actitud científica y rigurosa en la enseñanza”.

Desde el propio centro, hay docentes que hablan de “falta de transparencia” y “mala gestión”.

Compartir el artículo

stats