Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las serpientes despiertan de su letargo en Vigo... y las hay peligrosas

Dos agentes de la Policía Local de Vigo liberando a una culebra atrapada en una finca de la ciudad. Policía Local

Llega el calor y comienza la temporada de serpientes. Poco a poco, como cada año, el teléfono de la Jefatura de la Policía Local comenzará a llenarse de llamadas de vecinos alertando de la presencia de alguna culebra en sus viviendas, fincas, garajes... Una de las primeras alertas se recibió la semana pasada. Medía más de un metro. Se trataba de un ejemplar adulto de culebra bastarda. ¿Venenosa?, sí. ¿Peligrosa?, no.

Aunque las culebras bastardas tienen veneno, no son peligrosa para el ser humano. De hecho, la mayoría de las que reptan por el área de Vigo no lo son. Pero cuidado. Hay una especia que sí podría generar problemas. Aunque es poco habitual, cada año hay algún caso fallecimiento en España tras su mordedura.

¿Cómo son las serpientes que hay en Vigo?

De arriba abajo y de izquierda a derecha, culebra bastarda, escalera, víbora y collar

1. Culebra escalera

Permanece como la única especie de su género y, aunque es más frecuente en zonas del Mediterráneo, también es habitual verla por Vigo. Es un reptil con el hocico algo puntiagudo, y la pupila redondeada. Los ejemplares adultos suelen ser pardos, amarillentos, rojizos o grisáceos, con dos bandas longitudinales oscuras sobre el dorso y cola corta. Puede llegar a medir un metro y medio de longitud. Las hembras suelen ser más grandes que los machos.

Un ejemplar de culebra escalera capturado en Vigo por la Unidad Medioambiental de Intervención Rural de la Policía Local.

Un ejemplar de culebra escalera capturado en Vigo por la Unidad Medioambiental de Intervención Rural de la Policía Local.

¿Peligrosa? La culebra escalera es inofensiva. Además, no posee veneno. Es bastante huidiza, por lo que se si nos encontramos con ella probablemente huirá. Únicamente si se siente acorralada podría reaccionar de otra forma más agresiva. Suele erguir el cuello y la cabeza, soltar silbidos e incluso dar mordiscos si estamos demasiado cerca. Es posible también que vacíe un líquido maloliente de sus glándulas cloacales. Si muerde, lo más probable es que cause solo un pequeño rasguño, pues carece de veneno.

2. Culebra collar

Tiene el cuerpo grueso, su cabeza es redondeada y ojos con pupilas redondas. Es una especie de vida diurna y se alimenta de anfibios. No produce veneno y su método de defensa más común es el de producir un fluido de olor fétido desde sus glándulas anales y fingir que está muerta.

3. Culebra bastarda

Está entre las más habituales y que más sustos da en Vigo. Se trata de una especie venenosa que tiene dientes inoculadores en la parte posterior de la boca pero que no es peligrosa para el ser humano. Los ejemplares machos adultos pueden llegar a superar los 2 metros de longitud.

3. Víbora Seoane

Se trata de una víbora de talla mediana, tiene una cabeza muy grande y su hocico es aplastado o ligeramente levantado. Algunos ejemplares pueden llegar a medir hasta 75 centímetros, pero lo habitual es que ronden los 60 cm. Es la más venenosa de las que se pueden encontrar en el entorno de la ciudad olívica. Cuando muerde lo hace por sentirse amenazada (si intentas cogerla se puede intentar defender y atacar). De hecho, los adultos no son los más peligrosos, sino las crías, ya que pueden inyectar más veneno al no controlar lo que expulsan. ¿Cuáles son los síntomas tras la mordedura? Aparecen a los pocos minutos: desorientación, vista nublada o mareos.

¿Qué hacer ante una mordedura?

Entre las principales recomendaciones es intentar contactar con alguien para no estar solo por si se produce una indisposición repentina. Hacerlo incluso antes de llamar a los servicios médicos. También es importante, dentro de lo posible, mantener localizada a la serpiente para que los agentes la puedan luego buscar y devolverla a su hábitat natural.

Compartir el artículo

stats