Policía Local, Policía Nacional y bomberos de Vigo se trasladaron el martes por la noche a la calle Menéndez Pelayo por la caída de un varón de unos 35 años. Se sospecha que se precipitó a una zona privada de garajes de un edificio desde un muro, quizá buscando algún lugar donde resguardarse, cuestión que no estaba clara. Aparentemente estaba ebrio. Una ambulancia lo trasladó al hospital.