Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo mapa escolar, a fuego lento

Foanpas urgió a la Xunta en su última reunión retomar este proyecto de zonificación, parado por la pandemia | El actual tiene 30 años

El cambio demográfico de los barrios, la priorización del Bachillerato en muchos institutos o la ausencia de ellos secundan la eterna demanda de los padres y madres de alumnos de la ciudad, representada a través de Foanpas, que llevan años reclamando a la Consellería de Educación una nueva zonificación, esto es, la distribución del alumnado a los centros educativos y adscripciones de colegios a institutos.

El pasado viernes, representantes de la Federación mantuvieron una reunión con el personal de la delegación territorial de Educación para transmitirles su urgencia por este nuevo mapa escolar, proyectado por el Gobierno autonómico en 2017 pero para el que todavía no hay curso de entrada. Y es que se encuentra parado a consecuencia de la pandemia. “La actual zonificación tiene ya 30 años, no podemos seguir así. Los padres queremos tener la certeza de que nuestros hijos entrarán, al menos en los institutos adscritos, pero eso no siempre pasa. Y como ya viene siendo habitual cuando salen las listas provisionales empiezan los problemas al haber más demanda que oferta. Esto pasa porque están mal distribuidas las zonas a consecuencia de los cambios demográficos en la ciudad”, explicaba una de las representantes de Foanpas en esta reunión.

El último boceto planteado por la Xunta dibujaba hasta 4 grandes áreas en lugar de las 13 actuales, con presencia de al menos cuatro IES en cada una de ellas. En este punto hay que tener también en cuenta que está previsto que en próximos años, se creen dos nuevos institutos; por un lado el que se ubicará en uno de los edificios judiciales de calle Lalín, que ayudará a rebajar las ratios del Santa Irene y San Tomé, y el proyectado en Navia.

Compartir el artículo

stats