Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva vida para el suelo industrial en desuso

La Artística, vista desde la calle Coruña. Pablo Hernández

Nueva vida para espacios hoy degradados, sucios y ruinosos. Entre los muchos retos a los que deberá hacer frente el futuro PXOM, como inyectar nueva vivienda al reducido stock local, duplicar el suelo para empresas o lograr un Vigo más verde, con mayor superficie dedicada a parques y zonas ajardinadas, figura otro nada menor y del que se beneficiará de forma especial la franja litoral: reconvertir en edificable suelo industrial en desuso.

El objetivo del Concello es extender a otros puntos del casco urbano una solución similar a la lograda en Cordelerías Mar, un espacio abandonado y degradado hasta hace no mucho en pleno corazón de Beiramar y que ahora está en obras para transformarse en la gran urbanización de 155 viviendas proyectada por Avantespacia.

La medida serviría para revitalizar zonas “olvidadas”, antiguas factorías hoy en desuso que, con el paso de las décadas y el propio crecimiento de la ciudad, han acabado insertas en el tejido urbano. Dos buenos ejemplos son Cordelerías Mar y Bernardo Alfageme. Desde el Concello insisten en cualquier caso en algunas líneas clave de la iniciativa. Primero, que se dirige únicamente a suelo abandonado. Uno de los objetivos del PXOM es, de hecho, ampliar el suelo industrial de Vigo. El borrador del plan contempla la inyección de nuevos espacios con las ampliaciones de los polígonos de Balaídos, PTL, la zona viguesa de A Pasaxe, Ameal –junto a Peinador– y el entorno del campus, además del eje empresarial de la avenida de Madrid-Meixoeiro.

Otra de las premisas fundamentales es que se controlará la propia edificabilidad. “Se medirá, tiene que estar muy justificada”, argumentan desde Praza do Rei, que busca de esa forma evitar la construcción de grandes bloques en altura. El propio Concello se ha decantado en la parcela del Hotel Samil, donde Attica21 –de la misma matriz que Avantespacia– está levantando un nuevo alojamiento, por una fórmula que sustituye el desarrollo en vertical por otro expandido, horizontal, mucho más “armónico” con el entorno. En el caso de Cordelerías el proyecto anunciado por la promotora alcanza las diez plantas.

Del mismo modo se prestará una atención especial a la protección del patrimonio industrial. En abril de 2019, por ejemplo, el alcalde ya anunciaba su intención de preservar “íntegramente” en el PXOM la fábrica de conservas Alfageme. “Es una joya de la arquitectura industrial de Vigo”, recalcaba Abel Caballero. En el mismo acto anunciaba también la conservación de la fachada del antiguo asilo de Barrio do Cura. Tres años después el frontal se mantiene pese al derribo de las antiguas estructuras que había en la parcela, donde Gestilar planifica un amplio desarrollo urbanístico con alrededor de 400 nuevas viviendas.

La tercera idea clave que el Concello tiene en mente es que el cambio del suelo sirva también para incrementar las dotaciones y zonas verdes. Algo similar ocurrirá en Cordelerías Mar, donde el proyecto contempla habilitar espacios abiertos a la ciudad. La medida estaría en sintonía con las reclamaciones de los propios vecinos, que demandan que la recuperación de las naves abandonadas que ahora se reparten a lo largo de la franja litoral se aproveche para reforzar los servicios de los propios barrios. En julio de 2020 el colectivo cultural Vila de Bouzas –tras exigir la protección “integral” de Alfageme– reclamaba por ejemplo su “conservación, reutilización y aprovechamiento para usos públicos múltiples: culturales, educativos, deportivos, sociales, de representación administrativa, etc.”.

La posible transformación de suelo industrial en desuso en edificable afectaría solo, en cualquier caso, a terrenos que queden fuera del dominio portuario. Cordelerías no es el único ejemplo de las posibilidades de conferir una “segunda vida” a factorías degradas. Otro caso es el de La Panificadora. Concello y Zona Franca ya han iniciado el proceso para recuperarla con la vista puesta en el uso público.

Compartir el artículo

stats