Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una “delegación” de VigoZoo en La Rioja

Proceso de anestesia, para su trasladode uno de los cobos.

Proceso de anestesia, para su trasladode uno de los cobos. FDV

Un parque zoológico de Calahorra adquiere 21 de los 89 animales que puso en venta el recinto vigués | Cinco burros fueron cedidos a una asociación en Brión y se busca destino a los demás

Hace unos meses, VigoZoo puso en venta 89 animales que consideraba “en excedente” y por tanto, intenta adjudicar a otros recintos parecidos por razones de espacio, mantenimiento y bienestar de los propios ejemplares. Eran hasta quince especies, desde burros, boas arborícolas, llamas, avestruces o cisnes negros. Pasado este concurso, en el que se recibieron hasta cuatro ofertas de otras tantas entidades, finalmente el zoológico vigués tan solo pudo vender 21 de esos animales: diez cobos, seis ovejas y dos kinkaiús, por algo menos de dos mil euros. También están en proceso de adjudicación tres cisnes negros. Y todos han partido ya hacia su nuevo hogar, el centro Tierra Rapaz, de Calahorra (La Rioja), donde ahora hay una “delegación” de la fauna de VigoZoo.

15

Excedente de animales en el zoo de Vigo Faro de Vigo

Todos ellos partieron hacia tierras riojanas hace unos días, en una operación bastante delicada, como atestiguan los técnicos municipales. “El proceso de salida supuso un gran esfuerzo para el equipo técnico de VigoZoo, especialmente en el caso de los cobos, un nutrido grupo de diez individuos de esta especie de antílope africano, que tiene un carácter muy nervioso y tímido”, explica el equipo, que añade que “para minimizar su estrés, la opción más viable era utilizar dardos anestésicos con una cerbatana y un rifle anestésicos”.

En cambio, el traslado “fue mucho más sencillo en el caso de ovejas y kinkaiús. Los kinkaiús son pequeños mamíferos arbóreos nocturnos de América Central y del Sur que viven solos, aunque a veces forman pequeñas comunidades, que rara vez descienden de los árboles. En estas dos especies no se requirió el uso de agentes anestésicos y fueron manejados directamente por los cuidadores”. El transporte hasta Calahorra, a más de 700 kilómetros, se prolongó durante nueve horas. Este parque riojano lanzó en su día una oferta por tres cisnes negros del recinto vigués, a 60 euros cada uno, pero su partida no formó parte de esa primera expedición.

  • Oveja común

    Los seis ejemplares del lote ya partieron hacia Calahorra hace unos días tras abonar el adjudicatario quince euros por cada ejemplar.

  • Kinkaiú

    De los cinco que se ofrecían, se vendieron dos, a 150 euros cada uno. Tierra Rapaz, en La Rioja, es ahora el nuevo hogar de estos pequeños animales.

Los que sí han tomado el camino del “exilio”, aunque mucho más cerca, son los diez burros fariñeiros que formaban parte del proceso de venta. No hubo oferta alguna por ellos, pese a que se ofrecían al módico precio de 30 euros por ejemplar. Pero ya tienen, también, nuevo hogar. En su caso la asociación Abufa, la Asociación do Burro Fariñeiro Galego, con sede en Brión (A Coruña). Hasta allí han viajado ya nueve de los diez animales del lote. El último lo hará el lunes. En este caso se trata de una cesión, la fórmula a la que ha acudido el Concello para desprenderse de estos “excedentes”. De hecho, se acudirá ahora a esta vía para aligerar el recinto poco a poco. En lugar de la subasta se harán cesiones o cambios de animales por otros más convenientes para la colección, siempre con otros zoológicos u organizaciones protectoras nunca particulares.

Así se ha hecho con los burros, tres machos de distintas edades y dos hembras de menos de un año, al entender que con Abufa se garantiza su bienestar. Esta fórmula se plantea para otro grupo de animales: 18 boas arborícolas jóvenes, nacidos de la misma pareja reproductora hace unos tres años, y que podrían pasar a manos de la Fundación CosmoCaixa de Barcelona. En todos los casos son cesiones gratuitas y sin cargas para VigoZoo. Las boas tampoco tuvieron aceptación en la subasta convocada en su día. No hubo oferta alguna para un lote tasado, en conjunto, en 270 euros.

  • Cobo

    Formaban un grupo de diez ejemplares que se vendían, en conjunto, por 500 euros, pero el recinto riojano abonó el doble por todo el lote.

  • Cisne negro

    No viajaron a Calahorra con sus “compañeros”, pero Sturnus Control sí figura como adjudicatario de los tres ejemplares, a sesenta euros cada uno.

Estas soluciones (venta, cesión) pueden dar salida a 41 animales. Pero ¿qué pasará con los 48 restantes? De momento seguirán en el zoo vigués, que no se puede visitar desde principios de noviembre. Se cerró por la pandemia por el plazo de un mes, pero ya son casi cinco.

El lote que se sacó a la venta en su día incluía orix cimitarra, antílopes eland, guanacos, llamas, puercoespines, avestruces, petauros del azúcar, pecarís y serpientes del maíz. La intención es negociar nuevas cesiones o intercambios cuando aparezca la oportunidad.

En la subasta participaron hasta cuatro entidades, Uno de ellos era el Zoo Safari Fauna Aventura en Hinojosa de San Vicente (Toledo), otro Alvespets, de Aveiro (Portugal), una tercera propuesta partía de un empresario vasco y la cuarta era la de Sturnus Control, es decir, Tierra Rapaz, de Calahorra. En el análisis técnico de todas ellas se comprobó que solo esta última cumplió todas las exigencias de VigoZoo, entre ellas que sea “una entidad reconocida y autorizada para alojar individuos” como los que se venden, es decir, ser una “explotación ganadera, un núcleo zoológico o un parque zoológico”.

Solo una de las cuatro entidades que realizaron ofertas cumplía los requisitos

A día de hoy se trabaja en entregar a otros centros todos los animales “en excedente” que aún quedan en Vigo. Y es que “en los últimos años, la colección zoológica de VigoZoo ha ido oscilando tanto en número como en especies”, las altas obedecen a “donaciones, cesiones, compra y nacimientos”, y estos últimos han provocado “una cantidad significativa de crías de varias especies”. Así, se ha generado una población “excedente que debe ser reubicada para asegurar una capacidad de carga adecuada por recinto, el bienestar animal y el manejo adecuado por parte del personal cuidador”. Se añade que “esta alta población de excedentes tiene un impacto negativo en las condiciones de alojamiento y manejo, así como en la calidad de exhibición y en la imagen ofrecida, de acuerdo con los requisitos educativos y de divulgación del zoológico”.

  • Burro fariñeiro

    No hubo ofertas por ninguno de los cinco animales de esta especie, pero finalmente se pactó su cesión de la Asociación do Burro Fariñeiro Galego, en Brión.

  • Boa arborícola

    Se tramita su cesión a la fundación CosmoCaixa Barcelona. Son 18 ejemplares jóvenes que no se pudieron vender en la subasta convocada.

Compartir el artículo

stats