El equipo del Grupo de Estudos de Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio de la Universidad de Vigo descubrió una segunda fábrica de salazón y restos de ocupación prerromana durante la intervención arqueológica en el yacimiento romano de la playa de Canexol, en Ons.

En concreto, en el marco de esta intervención se limpió el cantil del arenal para registrar los restos arqueológicos, algunos de los cuales “se perdieron fruto de la erosión marina”. Así, se definieron y caracterizaron buena parte de los restos de la fábrica de salazón de pescado cuya existencia ya se conocía. Además, se localizó una segunda fábrica de salazón “varios metros más al norte de la primera”. En esta factoría se documentó un pequeño depósito hecho con mortero de cal y cuarzo, que “pudo servir para fabricar tintura púrpura”.