La Policía Local de Vigo detuvo a un joven de 22 años de edad por realizar supuestamente tocamientos a cuatro usuarias del Vitrasa. Una estaba en una parada de la Travesía y las otras tres dentro del autobús urbano. La conductora llamó a las fuerzas policiales ante las quejas de las mujeres. Las víctimas tienen 37 años –esta mujer, que estaba en una parada, llegó a grabarlo con su teléfono–, así como 17, 24 y 25 años.