Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación frente al coronavirus coge ritmo

El área cerrará esta semana con casi una cuarta parte de la población con alguna dosis

Pinchazo histórico en Vigo Ricardo Grobas

Un total de 101.871 personas del área sanitaria de Vigo tenían puesta el lunes, al menos, la primera dosis de la vacuna frente al COVID. Sumados los 29.000 usuarios que se han citado hasta el domingo en el Ifevi, los que vacunarán a domicilio los centros de salud y los “repescados” por el Álvaro Cunqueiro, al final de la semana, estaría en esta situación casi una cuarta parte de la población –alrededor de un 23%–.

Más de 6.000 personas protagonizan la mayor inmunización en un día de la ciudad

En concreto, estas más de cien mil personas representan el 18% de los empadronados en el área. De ellas, 31.346 tenían ya el lunes inoculadas las dos dosis –un 5,5% de los censados–. Pertenecientes al colectivo prioritario, el de los mayores de 80 años, están pinchados 33.275. Por diferentes circunstancias –imposibilidad de salir de su domicilio, dificultad para contactarlos o ausencia a la primera llamada por cualquier motivo– hay algo más de 6.000 pendientes –el 16%_del total–. Ahora se están “repescando” y, desde el lunes, también se está acudiendo a las casas de los grandes dependientes e inmovilizados, al tiempo que se pone el segundo pinchazo a los primeros ancianos inmunizados fuera de residencias.

La vacunación frente al coronavirus cogió ritmo ayer con el inicio de la segunda acción masiva en el recinto ferial, tras la celebrada en marzo. Como en la cadena de una fábrica, más de 60 profesionales por turno se coordinan en un engranaje con 21 puntos de administración de dosis capaces de pinchar una cada 1,5 minutos. Ayer estaban citados 4.431 usuarios de entre 60 y 65 años. Con las 1.700 inoculadas en centros de salud, domicilios y el Chuvi, ayer fue la jornada con más pinchazos frente al COVID en Vigo. Pero el récord durará poco. Hoy se superará ya solo con los otros 7.069 nacidos entre 1956 y 196 y convocados en Cotogrande para ponerles la AstraZeneca. Desde mañana y hasta el domingo, están llamados otros 17.500 de ente 75 y 79 años, que recibirán la de Pfizer.

Pero el Sergas no abandonará el Ifevi el lunes. De hecho, la Dirección del Área Sanitaria de Vigo ha decidido que sea el punto principal de vacunación a partir de ahora. Su gerente, Javier Puente Prieto, explicó ayer que se ha descartado el plan para ampliar los puntos de administración en el Cunqueiro –a consultas externas y al COVID-Auto, además de las aulas donde están los siete actuales– y dar respuesta al aumento del envío de dosis que se espera en las próximas semanas. “Tras darle muchas vueltas, vimos que era más ineficiente que el Ifevi”, explica y añade que este complejo también da “más garantías”.

14

Así transcurrió la primera jornada de una nueva vacunación masiva contra el COVID en Vigo Ricardo Grobas

En el recinto ferial pueden distribuir los circuitos de tal manera que para atender a miles de citados al día se pueda concentrar todos los registros en un solo punto; la preparación de todas las inyecciones en otro; la asistencia sanitaria en otro... “Te permite vacunar a muchísima gente en poco tiempo”, sostiene. En función de los viales que lleguen en las próximas semanas, Puente no descarta la ampliación del dispositivo a un segundo pabellón.

Y es que tampoco descartan que el Ifevi no solo sea el principal punto de vacunación frente al COVID del área, sino prácticamente el único. En la actualidad, los centros de salud están poniendo la segunda dosis a los mayores de 80 años no institucionalizados, además de acudir a los domicilios de grandes dependientes y personas inmovilizadas. Una vez que concluyan con estos colectivos, el gerente desconoce si seguirán manteniendo los dispositivos de Primaria como espacio de inmunización frente al coronavirus.

Los circuitos se han pulido en la anterior acción masiva. La responsable de la vacunación en el área y directora de Enfermería, Pilar Reza, explica que ya entonces funcionó muy bien, pero lo han perfeccionado, entre otras cosas, ubicando la expedición de justificantes a la salida, colocando pantallas que den más intimidad durante el pinchazo o extendiendo la cola en otro pabellón para que no se acumule demasiada gente en un espacio más reducido. La longitud de las hileras, de más de 250 metros, impresionam. Y, más aún, por su agilidad. A primera hora de la tarde, los asistentes tardaban en recorrerlas cinco minutos. “No salimos de aquí”, pensaron Isabel Loureiro y su marido, Constante Cabaleiro, a los que citaron a la vez ayer, cuando llegaron y vieron las colas que se prolongaban por el exterior del centro. Pero no fue así.

Al final de la fila, en el pabellón más reciente y ubicado en un extremo del recinto, dos puntos confirman la citación leyendo el código QR del SMS recibido. Luego, en 21 puestos, las enfermeras también registran instantáneamente al usuario con un lector y les pinchan las jeringuillas que les llegan ya cargadas. Las mesas están todas uniformemente dispuestas para permitir rotaciones sin perder tiempo. En cada turno hay 35 enfermeras. Todas proceden de Primaria. Si no llegan con la dotación actual del área –reforzada con 16 profesionales con motivo del COVID–, se cubre con horas extra voluntarias.

Las colas de gente que ya había media hora antes de la apertura de puertas, a las 14.30 horas, hacen pensar en un buen porcentaje de respuesta. Aún así, el Sergas es prudente porque admite que el mayor porcentaje de fallos de asistencia se está registrando con AstraZeneca. De hecho, en la acción de marzo fue del 25%. A los citados para ayer y hoy que no acudan se les volverá a llamar. Entre otras cosas, porque solo recibieron un SMS con poco tiempo de antelación.

Uno de los coordinadores en el Ifevi, el enfermero de Familia Francisco Represas, explica que con AstraZeneca tardan “el doble de tiempo para la misma cantidad de vacunados”. Y es que la gente llega “muy reticente y con el no por delante” por las informaciones sobre esta vacuna. Pero los convencen a todos. Les recuerdan que está recomendada por todas las sociedades científicas y aprobada por todos los organismos que tienen competencias, así como avalada por la evidencia científica. “Hay el mismo número de episodios trombóticos sin haber vacuna”, defiende y añade que su eficacia es superior a la de la meningitis B, cuya incorporación al calendario pediátrico es demandada por profesionales y usuarios. Cuenta que llega mucha gente con miedo por sus “factores de riesgo”. “Pero es al contrario, si los tienes, más la necesitas”, señala. “¿Vacuna o virus?”, les plantea. Siempre gana la primera opción.

Isabel Loureiro, reconoce que sí le preocupó “un poco” cuando le dijeron que iba a ser AstraZeneca. “Pero quiero vacunarme y si me toca con esta, pues con esta”, subraya. Junto a su marido Constante Cabaleiro, estaban ayer “contentos” con unos pinchazos que llegaron antes de lo que ellos calculaban. “El riesgo del COVID es peor”, apunta él. “Tenía claro que tenía que vacunarme, fuera con la que fuera”, coincide Antonio Cabezas, de 65 años. “Cuanto antes mejor”, agrega.

A Pilar Dasilva, de 65 años, lo que le ha sorprendido es que la hayan convocado antes que a su madre, de 102 años. Horas antes de que la pincharan descubrió que en el centro de salud tenían un teléfono de ella de hace 20 años. Ya tiene cita para hoy y están “felices”. “Da igual a la hora que te llamen, aquí está todo el mundo deseando venir”, resaltaba mientras esperaba paciente en una silla a que pasara el tiempo de vigilancia de posibles efectos adversos.

Peligrosas aglomeraciones en la vacunación de Santiago

La Cidade da Cultura, en la capital gallega, fue otro de los puntos neurálgicos de vacunación masiva en Galicia, aunque allí la situación se descontroló hasta tal punto que la Policía se vió obligada a pedir por megafonía que solo se pusieran en la cola los que estaban citados en la siguiente hora. Muchos habían acudido a su cita hasta con tres horas de antelación. "Tengo miedo; estoy decidida a marcharme para casa", comentaba una de las asistentes que esperaba por su dosis. Otra mujer, ya vacunada, se mostraba indignada por la mala organización: "Si no lo he cogido en un año, que no pude ver a mis nietos, lo cogí hoy ahí"

Vacunación en Santiago: "Si no lo he cogido en un año, que no pude ver a mis nietos, lo cogí hoy ahí" Agencia ATLAS

Brote vinculado a fiestas

Tal y como adelantaba el lunes FARO, el brote vinculado a una reunión el 27 de marzo en un local en Samil que luego continuaron algunos en al menos dos domicilios, ya llega a la veintena de positivos. En concreto, Saúde Pública contabilizaba ayer 21. Catorce de ellos estarían en el listado de los 196 asistentes a la cita en el arenal. Sin embargo, se espera que su crecimiento sea exponencial.

El alcalde, Abel Caballero , señaló ayer que la Policía Local de Vigo certificó que el establecimiento de hostelería “no disponía en un lugar de acceso visible el cartel con la información del aforo y porcentajes; no disponía de soporte físico de documentación acreditativa de superficies utilizadas para cálculos de aforo; no distribuía las mesas y sillas respetando las distancias mínimas; no exponía el aforo máximo; y no aseguraba el aforo máximo permitido ni la distancia de seguridad interpersonal”.

Por otra parte, DomusVi comunicó ayer el archivo del procedimiento penal por el fallecimiento de una usuaria y el contagio de otra al no encontrar “ningún error o negligencia en la actuación de los sanitarios “ . Es apelable.

Compartir el artículo

stats