Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las prácticas de FP resisten al virus

Alumnos del ciclo superior de
Imagen para el Diagnóstico 
y Medicina Nuclear de Povisa.

Alumnos del ciclo superior de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear de Povisa.

Si por algo se caracterizan los ciclos de FP es por su cercanía a la empresa; concretamente a través de sus prácticas. Como no podía ser de otra manera, el COVID trastocó el año pasado los planes de miles de alumnos, obligando casi la mitad a aplazar esta las denominadas FTC (Formación en Centros de Trabajo). Y todo hacía presagiar que este curso la situación no sería muy diferente, pero el esfuerzo de las diferentes firmas y entidades junto al trabajo de los centros educativos favoreció a que la gran mayoría de estos estudiantes puedan realizar sus prácticas, y lo que es más importante, obtener su titulación no demorándolo un año más.

Un 80%, a prácticas

Uno de los ejemplos más claros lo tiene el CIFP Manuel Antonio, uno de los centros de Formación Profesional con mayor alumnado de la ciudad. Tras concluir la semana pasada el periodo de anotarse en este último periodo de prácticas –una vez lograron aprobar todas las materias–, 266 alumnos, el 75% del total, realizarán esta formación en las empresas conveniadas, tanto del sector de hostelería como sanitario, los más complejos a la hora de poder admitir a este alumnado por encontrarse muchas de ellas en ERTE.

“Las prácticas se han flexibilizado , reduciéndose el número de horas y ofreciendo de nuevo al alumnado la posibilidad de realizar un trabajo”, explica Rubén Otero, director de este centro ubicado en Avenida de Madrid. Este trabajo sustitutivo de las prácticas cumpliría la función del proyecto final de las FTC que todo alumno debe realizar cuando termina su estadía en la empresa. Fueron 60 los alumnos del Manuel Antonio que escogieron esta opción, mientras que tan solo el 2% del total se decantó por posponerlas para el año que viene. “Algunos, la gran minoría, no obtuvieron plaza en la empresa que querían, por lo que deciden aplazarlas un curso”, aclara Rubén Otero.

Aplazadas

Esta misma situación aprecia Alberto Fernández, coordinador de prácticas del CIFP Valentín Paz Andrade. “A día de hoy, sé que alguno sí se ha decantado por aplazarlas porque querían hacerla en alguna empresa en concreto y no podían. Pero es algo residual, de los 87 alumnos de irían a las prácticas –a alta de las calificaciones de la FP Básica–, solo el 5% renunciarían a ellas”, narra Fernández.

Este porcentaje es extrapolable a buena parte de los centros de FP del municipio vigués. “Este año no tuvimos tantos problemas para que los alumnos realizasen sus prácticas; hemos optado por la modalidad habitual , realizarlas de formas normal aunque se contempla la posibilidad de reducción de horas si fuera necesario. En cuanto a la sustitución por un trabajo o incluso aplazarlas el porcentaje es muy residual, incluso, sino recuerdo mal, creo que ninguno se acogió a este trabajo”, destaca Euloxio Santos, director del IES Politécnico de Vigo.

Acceso al ciclo Superior

Desde el Colexio Mendiño, Conchi Amoedo, destaca que este año debido a que empresas que siempre conveniaban con sus alumnos “este año no por diferentes motivos”, lo que propició la elección del trabajo escrito por varios estudiantes. “Es el equivalente a realizar las prácticas en empresas; así obtendrían el título sin tener que esperar un año. A muchos estudiantes lo que les interesa es obtener el título de Ciclo Medio para hacer el Superior”, explica la responsable.

María Escáriz, coordinadora de las FTC en el IES Ricardo Mella destaca que solo el alumnado del ciclo de Emergencias Sanitarias tuvo “problemas” para acceder a esta formación práctica. “Solo algunos alumnos de este ciclo se decantaron por el trabajo sustitutivo, pero para este último turno de prácticas ya hubo más empresas que los acogieron; ya está todo más normalizado; y el resto de ramas, sin dificultades”, apunta Escáriz.

Medio centenar de alumnos de FP se formarán en Povisa

El Hospital Povisa acogerá en este último periodo de prácticas a más de medio centenar de alumnos del Ciclo Superior de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y en Radioterapia y Dosimetría comienzan sus prácticas a comienzos del mes de abril procedentes de su Centro de Estudios así como de otros centros de FP que accedieron a acoger parte de sus estudiantes. Sus destinos serán tanto el propio hospital de calle Salamanca como los Policlínicos de calle Barcelona y Gran Vía así como otros centros médicos del grupo Ribera Salud, en la Comunidad Valenciana.

Compartir el artículo

stats