Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se busca profesor... para autoescuela

Un coche de autoescuela, en Vigo. Alba Villar

En Vigo y los municipios de la comarca –sin tener en cuenta los de O Morrazo– trabajan alrededor de 140 profesores de autoescuela. A pesar de su número son insuficientes sin embargo para atender a los alumnos durante los picos de demanda, como en los meses de verano. El secretario de la asociación que aglutina al colectivo a nivel provincial, Andres Bugallo, calcula que en los picos de actividad serían necesarios unos 30 docentes más. El colectivo asume en cualquier caso que esa necesidad no se cubrirá al menos en el corto plazo. A finales de marzo el BOE publicaba un Real Decreto que establecía el título oficial de Técnico Superior en Formación para la movilidad segura y sostenible, el equivalente a profesor de formación vial. Según la DGT, el grado superior de FP se impartirá a partir del curso 2022-2023, aunque el organismo público desliza en su página web que “podría anticiparse en algún centro el próximo curso”. Hasta ahora la formación se realizaba con convocatorias de la DGT.

El sector también padece en cierto modo el efecto de la pandemia en sus propios tiempos de trabajo. Ahora mismo las autoescuelas ven pasar alrededor de una semana y media entre el momento en que solicitan el examen práctico y la celebración de la prueba. Aunque las autoescuelas trabajan con antelación para reducir el impacto de esa demora sobre los alumnos, es más o menos el doble que hace dos años, cuando aún no se anotaba el efecto del COVID, que ha obligado a los examinadores a ponerse al día con sus descansos y ha generado una bolsa de demanda pendiente.

Compartir el artículo

stats