La Policía Local tramitó durante la jornada de este pasado miércoles 31 de marzo, previa al largo período festivo de Semana Santa, un total de 12 propuestas de sanción por incumplimientos relacionados con la normativa del COVID-19. Cinco de esas denuncias fueron a locales y el resto a ciudadanos particulares: cinco personas fueron multadas por excederse en el horario del toque de queda y estar en la calle más allá de las diez de la noche, una más por no utilizar la obligada mascarilla y otra por fumar en la vía pública.

Las propuestas de sanción a los locales se unen a las impuestas durante los últimos fines de semana, en los que coincidió el buen tiempo con la ampliación del horario de apertura de la hostelería.

El alcalde, Abel Caballero, afirmaba ayer que aunque la situación no es preocupante, en la ciudad se estaba produciendo una tendencia “ligeramente creciente” en la incidencia acumulada, por lo que pidió “un esfuerzo colectivo” y mantener “atención”, “precaución” y “cuidado total”. Animó además a las personas citadas a que acudan a las compañas de vacunación que se están realizando estos días en la ciudad.

Y, finalmente, en dos comisiones de ayudas de emergencia celebradas esta misma semana en el Concello se concedieron un total de 116 ayudas por importe de 44.085 euros.