La polémica del túnel de A Cañiza llega al pleno vigués

El grupo municipal del PP se alinea con la Xunta y dice que las obras de reparación "llevan dos meses paradas"

Obras en el túnel.

Obras en el túnel. / FdV

El grupo municipal del PP presentará, en el pleno de este miércoles, una moción para denunciar "todos los agravios del gobierno central con Vigo" y entre ellos cita la situación de la A-52 y el túnel de O Folgoso, que lleva cerrado desde el 25 de enero. “Se nos dijo entonces que estaría cerrado tres meses. Lleva ya dos y ahora se nos dice que para junio. Hemos hablado con los transportistas y la ruta alternativa que hay es por la N-120, que les obliga a dar un rodeo por una carretera infame, en mal estado y con fuertes pendientes. Es un caos, una carretera de hace 50 años que lleva 20 prácticamente en desuso con 23 kilómetros de constantes curvas para alcanzar el alto de Fontefría a 900 metros y bajar de nuevo", dice Alfonso Marnotes, portavoz municipal del PP.

"Un cuello de botella porque el túnel de O Folgoso, que es nuestro canal de Suez que evita ese rodeo, está cortado. Pues bien, la obra no ha empezado. Suez se desatascó en seis días, Folgoso en seis meses. La obra ni empezó ni está adjudicada. Lo único que sabemos es que hay una rampa elevadora con un operario. Eso es lo que ha facilitado el Ministerio”, denuncia Marnotes.

“Así es como trata el Ministerio a nuestra ciudad. De nuevo sin que el alcalde diga nada en absoluto. Pedimos que se haga esa obra por un procedimiento de emergencia, porque con el túnel cerrado Vigo ha vuelto a los años 70”, añade.

Sede de la FAO

A este caso se suman otros de los que alerta el PP. Uno de ellos es la creación en Vigo de una sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Esta organización tuvo una importante presencia en Vigo, donde desarrolló ocho congresos en colaboración con la Asociación Española de Mayoristas, Importadores, Transformadores y Exportadores de Productos de la Pesca (Conxemar). En la jornada desarrollada en junio de 2019, la FAO anunció su intención de crear una Red Global de Puertos y apuntó la posibilidad de que la sede de este organismo pudiera estar en la ciudad de Vigo, "lo que debe ser apoyado y solicitado por el gobierno".

El Senado ha aprobado una moción del PP, defendida por Javier Guerra, que insta al Gobierno a solicitar formalmente a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la instalación en Vigo de una Oficina Permanente con el objetivo de desarrollar y gestionar una Red Global de Puertos.

Sector naval

Otra reivindicación es que el sector naval "precisa también que el gobierno apruebe este año el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación del Naval, que fue suscrito por 15 astilleros, de los que 8 son gallegos, así como por más de 60 empresas auxiliares, además de socios tecnológicos, instituciones de investigación y universidades". El PERTE del naval contempla seis líneas tractoras con 21 iniciativas y más de 90 proyectos que se desarrollarán en el período 2021-2026. Su puesta en marcha supondría un aumento del 6% en las cifras de negocio del sector, una mejora de la competitividad de alrededor de un 20 por ciento y un peso en el PIB de unos 3.000 millones de euros. Esto permitiría crear unos 1.700 puestos de trabajo.

Por otra parte, el PP considera primordiales reivindicaciones como: varias actuaciones en la AP-9, como son la instalación de pantallas acústicas, la integración urbana de la autopista entre el centro de Vigo y el enlace de Buenos Aires. En cuanto al enlace de la AP-9 con el Ifevi, "es irrenunciable para que la ampliación que acomete la Xunta tenga unos accesos a la altura del recinto ferial". Sin olvidar la liberación del peaje de Redondela, el acondicionamiento del tramo urbano de la A-55 o el soterramiento de la VG-20 en Navia. En cuanto a las infraestructuras ferroviarias, "es necesario avanzar en la línea de AVE Ourense-Vigo por Cerdedo".

Marnotes, en su comparecencia

Marnotes, en su comparecencia / FdV

Asimismo, el PP reclama bonificaciones en los peajes o la transferencia de la titularidad de la AP-9, ejecutar la salida sur e impulsar el corredor Atlántico de mercancías y el AVE Vigo- Oporto. En cuanto al sector industrial, “nos preocupa la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de anular la construcción de una subestación eléctrica que permitiría a la planta de Stellantis en Vigo conectarse a una red eléctrica moderna y estable. Un proyecto que sí estaba incluido en la anterior planificación del gobierno del PP. Por otra parte, también resulta primordial solucionar "los problemas estructurales del sistema de abastecimiento de agua de la ciudad y el área sur de Pontevedra, la Biblioteca del Estado, apoyos al Xacobeo, y en la sanidad pública, Vigo requiere más profesionales para una mejor atención, y el Estado debe eliminar la tasa de reposición de efectivos en ofertas públicas de empleo y modificar el Real Decreto que regula las relaciones laborales para formar especialidades”, explica Marnotes.

Sobre el sector pesquero y la cadena mar-industria, dos leyes que está tramitando el Ejecutivo central "perjudican directamente a Vigo y su área. Por una parte, el artículo 18 de la Ley de Cambio Climático pone en riesgo millares de empresas y empleos en el litoral gallego. Del mismo modo, la Ley de Pesca Sostenible está generando una gran incertidumbre en el sector pesquero por la inseguridad que genera la retirada de cuotas, que puede dificultar las renovaciones o modernizaciones de las flotas".

Presupuesto municipal

Por otra parte, Alfonso Marnotes también ha denunciado que el Concello "ha dejado sin gastar 110 millones del presupuesto municipal. Ninguna ejecutada, pero todas anunciadas, eso sí. No se han gastado más de 11 millones en personal. Con la necesidad que había de trabajadores sociales o policía, por ejemplo. Nada de nada. En ayudas a rehabilitación había casi 5 millones de euros (4,8) y se gastaron sólo 850.000 euros. Por ejemplo, la partida que hay para ejecuciones subsidiarias, es decir, las demoliciones de edificios en ruinas que el propietario no hace y que en Vigo hay cientos, sólo se han ejecutado apenas 100.000 euros. Quedó el 75% sin gastar", explica el portavoz.