Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así se blindan los cruceros frente al COVID

Pasajeros descienden de un crucero en Vigo en 2019

Pasajeros descienden de un crucero en Vigo en 2019 Marta G. Brea

El regreso de los cruceros al Puerto de Vigo todavía forma parte más de la esperanza que de la realidad. Todos confían en que se retome esta actividad en el segundo semestre del año, pero todo depende de la evolución de la pandemia, del ritmo de vacunación y de las decisiones que adopten las autoridades sanitarias.

Las compañías navieras ya planifican sus calendarios, después de más de un año de cancelaciones y barcos parados, con un estricto blindaje contra el COVID que incluye la obligación de la mascarilla, la realización de tests y cribados a la tripulación y pasajeros, limitaciones de aforo a un máximo del 70%, habilitar UCIs y zonas de aislamiento y crear “grupos burbuja” para evitar aglomeraciones excesivas.

Otros países

El sector ya ha señalado que sus cruceros son “seguros” y advierten de que otros países han comenzado a autorizar viajes que en España se limitan a algunos recorridos domésticos en Canarias. Hace unos días, el director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA España) Alfredo Serrano, planteaba esta advertencia y subrayaba que países como Alemania, Italia, Croacia o Grecia ya estaban operando y creando nuevos itinerarios, por lo que pedía que España adoptara medidas similares de reapertura.

Para ello, el colectivo ha presentado su protocolo sanitario, basado en los resultados, por ejemplo, del MSC Grandiosa, que opera una ruta entre Italia y Malta, o de cruceros de TUI Cruises en Alemania o Grecia.

Destacan que han transportado a miles de pasajeros, con muy pocos positivos, gracias a medidas como cribados, ventilación, distancia social, test de antígenos y temperatura o la prohibición de los buffets libres, entre otras actuaciones.

Pulseras y geolocalización

El director general de MSC Cruceros, Fernando Pacheco, ha explicado que la compañía aplica estas medidas desde el proceso de embarque hasta la finalización del viaje e incluso acondicionó una de las cubiertas del MSC Grandiosa con camarotes individuales para posibles aislamientos.

Por su parte, Rafael Fernández-Álava, director de Comunicación de Costa Cruceros defiende la seguridad de sus recorridos, como se demuestra en el caso de Italia y además de las medidas de MSC incluye un sistema de geolocalización de pasajeros para controlar sus contactos.

Las compañías aplican estrictos métodos para evitar que los pasajeros se separen de sus grupos en las excursiones, usan pulseras de seguimiento y conciertos con hospitales en casos graves. Además, los pasajeros deben someterse a un examen de salud antes del embarque y que el resultado de la prueba sea negativo. El protocolo de CLIA incluye también medidas para la tripulación, entre ellas una cuarentena antes de embarcar.

Compartir el artículo

stats