Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tecnología viguesa a la conquista del espacio

La Universidad y la empresa Alén Space se han ganado un nombre en este exigente sector en apenas una década | El quinto satélite vigués será lanzado este sábado desde Baikonur

14

Los hitos de la carrera aeroespacial viguesa R. V.

En apenas una década, Vigo se ha ganado un lugar en el exigente y competitivo sector aeroespacial gracias al trabajo desarrollado en la Universidad y en la spin-off Alén Space. Al brindis por la puesta en órbita del XaTcobeo en febrero de 2012 le siguieron otras tres misiones de éxito –HumSat-D, Serpens y Lume 1– y este sábado será lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) el satélite inaugural de la primera constelación española. Además, la ESA ha confiado a los ingenieros olívicos y a un equipo de Oviedo un proyecto para explorar las cuevas de la Luna.

Todo comenzó en 2008, cuando el profesor Fernando Aguado, hoy responsable de la Agrupación Aeroespacial de la UVigo, se empeñó en sacar adelante un proyecto educativo bajo los estándares de la Agencia Espacial Europea (ESA) y con el apoyo del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial) en el que participaron varios grupos de investigación y alumnos de las escuelas de Industriales, Teleco e Informática.

Aguado y el otro coordinador del proyecto, el profesor José Antonio Vilán, viajaron a la Guayana francesa junto a dos estudiantes, Miguel López y Darío Hermida, para asistir en directo a la partida del cohete Vega con el primer satélite gallego a bordo. Mientras, en el edificio Miralles se reunían aquel 13 de febrero de 2012 el resto de investigadores, autoridades y medios de comunicación para vivir una jornada histórica, la primera cuenta atrás para un ingenio espacial ideado en Vigo.

  • La Universidad pone una pica en el espacio

    El lanzamiento del XaTcobeo marca un hito en la historia de la institución académica y es un ejemplo de trabajo en equipo y capacidad de los investigadores

Todavía seguía operativo el XaTcobeo cuando los ingenieros vigueses volvían a descorchar el champán. El satélite HumSat-D fue lanzado desde la base rusa de Yasni el 21 de noviembre de 2013 con el auspicio de la ONU y la misión de validar una red mundial de nanosatélites para estudios de cambio climático o garantizar las comunicaciones en situaciones de emergencia como una catástrofe natural.

  • La Universidad se suma a la "revolución" del sector aeroespacial con un segundo satélite de bajo coste

    El Humsat-D es el primero que la ONU pone en órbita - Su presupuesto es de 600.000 euros y tardó año y medio en desarrollarse - Busca ofrecer vías de comunicación a países con pocos medios e infraestructuras

El tercer capítulo se escribía en 2015. La Universidad de Vigo en colaboración con la de Brasilia y el respaldo de la Agencia Espacial Brasileña desarrolló el Serpens, un CubeSat de mayor tamaño que sus predecesores (3 unidades en lugar de una) y destinado a la observación de la Tierra desde la red Humsat.

Su peculiar travesía empezó el 17 de agosto de 2015 en el carguero japonés Kounotori, que partió desde Tanegashima con 4,5 toneladas de víveres y material científico para los astronautas de la Estación Espacial Internacional. (ISS)

Tras varios días de vuelo, la sonda nipona alcanzó su destino y el satélite hispanobrasileño permaneció custodiado en la ISS hasta que fue eyectado al espacio el 17 de septiembre a través de un módulo operado por el astronauta japonés Kimiya Yui.

  • La tercera misión viguesa pone rumbo al espacio desde Japón

    El nanosatélite Serpens, desarrollado junto a la Universidad de Brasilia, será lanzado mañana a las 14.35 h. a bordo del carguero Kounotori 5

Poco después de esta misión, nacía Alén Space para transferir el conocimiento generado por la Universidad y la Agrupación Aeroespacial sumaba una aliada industrial en sus proyectos. Así, el cuarto satélite vigués, el Lume 1, era lanzado al espacio el 27 de diciembre de 2018 dentro del proyecto europeo Fire RS.

La UVigo coordinó un consorcio en el que también participaron investigadores de Oporto y Toulouse, así como la Axencia Galega de Emerxencias y el Consorcio de Bomberos de Deza-Tabeirós.

El proyecto demostró la viabilidad de una novedosa plataforma para la detección y control de incendios forestales mediante el uso del satélite Lume 1, sensores infrarrojos en tierra y drones. Y los buenos resultados llamaron la atención del JPL (Jet Propulsión Laboratory) de la NASA para combatir los incendios de California.

  • La UVigo estudia añadir vehículos terrestres autónomos a su sistema contraincendios

    El proyecto Fire-RS, que ha verificado con éxito el uso de sensores, drones y el satélite Lume 1 para la detección y control de fuegos forestales, aspira a nuevos fondos europeos

El éxito de la tecnología viguesa en todas estas misiones, a la que también hay que añadir el diseño del DustCube para la ESA, ha sido clave para que la compañía catalana Sateliot haya confiado en Alén Space para formar parte de la primera constelación española.

Los ingenieros de esta joven empresa, cuyos fundadores ya participaron en el proyecto del XaTcobeo, han diseñado la carga útil del satélite inaugural, que será lanzado este sábado desde Baikonur a bordo de un cohete Soyuz. Gracias a los sistemas de Alén Space, Sateliot podrá empezar a ofrecer este año a sus clientes servicios de internet de las cosas (IoT) mediante 5G. Y la previsión es que la constelación alcance el centenar de CubeSats.

A 48 horas de vivir otra cuenta atrás, los ingenieros vigueses siguen trabajando en otros proyectos, entre ellos una constelación para el INTA, otra junto con Gradiant y Egatel para las comunicaciones marítimas y también en la iniciativa RobCrane, junto con las universidades de Vigo y Oviedo, que resultó elegida por la ESA para la exploración de cuevas lunares.

  • Ingeniería viguesa hasta en la Luna

    Un grupo de la UVigo participa en un proyecto de la Agencia Espacial para explorar las cuevas del satélite

Durante la última década, los estudiantes que han participado en las misiones espaciales de la UVigo han sido fichados por agencias internacionales y empresas del sector, además de nutrir la plantilla de la propia Alén Space. Y a finales del año pasado, nacía la asociación estudiantil SpaceLab para potenciar la participación de alumnos de ingeniería de Vigo y Ourense en proyectos educativos y facilitar su futura incorporación al campo aeroespacial.

  • Quinta cuenta atrás para la tecnología espacial viguesa

    El satélite inaugural de la primera constelación española, cuya carga útil ha desarrollado Alén Space, será lanzado el día 20 desde el cosmódromo de Baikonur

Compartir el artículo

stats