Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El túnel de Vialia se abre paso

Gran excavación donde se instalará la sala de control del futuro túnel

Gran excavación donde se instalará la sala de control del futuro túnel FdV

El Concello afronta desde estos días la fase más visible de dos de sus actuaciones de mayor enjundia, y presupuesto, de todo el año. Ambas suman más de 25 millones de euros y afectan a dos áreas clave en la ciudad: Vialia y Balaídos.

Apenas es visible desde el exterior –calles Urzáiz y Vía Norte– por las vallas opacas instaladas en la zona, pero dentro de la Praza da Estación se vive una ebullición de obras asociadas al futuro centro Vialia. Y la más significativa es la ejecución del futuro túnel de Lepanto, que servirá de acceso a la AP-9 y al propio centro comercial. Donde antes había una plaza ahora hay una gran excavación. En ese espacio se instalará la sala de servicios de los túneles de acceso, es decir, la señalización y los equipos de control, entre otros.

| Pinche en en la imagen para ampliar

Se abre así paso el vial subterráneo que permitirá peatonalizar buena parte de la Praza da Estación y recuperar el acceso rodado desde esa zona a la AP-9, que se perdió con la demolición del viaducto de Alfonso XIII. Solo este túnel supera los 9 millones de euros, que financian el Concello, Adif y la Xunta, aunque la obra es municipal.

Fachada original

Paralelamente, el Ayuntamiento aporta dos millones más para remodelar la plaza, donde se recuperará la fachada original de la estación, de finales del siglo XIX. Ya se trabaja en las zapatas que sustentarán esa fachada y el mirador hacia la plaza proyectado en lo alto, a la altura de Urzáiz. El tramo de acera en esta calle ya se ha cortado, con desvíos peatonales, para que puedan trabajar las máquinas tanto arriba, con el corte del muro, como abajo, con la instalación de zapatas y pilotes de hormigón.

Zapatas para soportar la fachada reconstruida FdV

Los trabajos de la plaza y el túnel comenzaron en enero, por lo que suman ya un par de meses de ejecución. La intención es que la primera parte esté lista en el verano y la segunda hacia septiembre u octubre, coincidiendo con la apertura del centro comercial de Vialia, previsto para principios de septiembre, dentro de menos de seis meses. En la plaza también se instalará un ascensor hasta Vía Norte, complementario de la gran infraestructura elevadora –el “Halo”– que unirá la zona de García Barbón con Vialia, por encima de la AP-9.

Acera anulada en Urzáiz Alba Villar

Pero sí el gran tajo de obras que se desarrolla desde hace tiempo en el entorno de la estación de Urzáiz (desde Vialia hasta la estación de autobuses) es de envergadura, lo mismo ocurre con otro proyecto que se hace visible esta semana, la nueva grada de Marcador, que ronda los 15 millones de euros.

El derribo de Marcador impide aparcar en su entorno desde hoy

“Prohibido aparcar y estacionar por ejecución de las obras de la nueva grada de Marcador” a partir de las 9.00 horas de hoy. Así rezan los carteles colocados en el entorno de Balaídos y que anuncia el inicio inmediato de los trabajos para derribar esa parte del estadio, en la tercera fase de su reforma, tras las de Tribuna y Río. Por tanto, las máquinas comienzan a eliminar el cemento en Marcador, un proyecto adjudicado hace unos meses a Copasa por 15.467.430 euros, que aportan Concello y Diputación. Además de la demolición de la grada, la actuación incluye la sustitución de los asientos de Río, para ampliar la distancia entre las filas. Tras el derribo de Marcador se levantar otra grada más próxima al terreno de juego, con 6.418 butacas, 180 menos que ahora, cubierta ondulada, la adecuación de espacios interiores, redistribución de la iluminación y zonas de uso terciario.

Compartir el artículo

stats