Foanpas y las asociaciones de padres de la escuela infantil Santa Marta y del CEIP Ramón y Cajal, entre otros colectivos, han protagonizado esta sábado una nueva manifestación "en defensa" del primer centro, cuya sede será derribada con motivo de las obras del Barrio do Cura. Los participantes muestran su desacuerdo con la propuesta municipal de crear otra escuela infantil en Camiño Chouzo donde tengan prioridad los alumnos del Casco Vello.

Además, alertan de que "la Concejalía de Educación no garantiza la apertura de la matrícula para las tres líneas (0-3 años)" y sostienen que "cualquier propuesta deberá respetar la integridad de la escuela concebida como un todo y no como una suma de un número de líneas sin ligazón".

Aunque CC OO Ensino figuraba entre los convocantes de esta marcha , el sindicato remitió un comunicado en el que se desmarcaba de la protesta porque "la escuela infantil Santa Marta ya dispone de un nuevo emplazamiento, de carácter temporal y en el proyecto de intervención urbanística en el Barrio do Cura ya aparece con carácter obligatorio la creación de una escuela infantil para obtener la licencia de obra".

Añaden que "el nuevo emplazamiento es válido", aunque reivindican que "se abra la matrícula completa de 0 a 3 años y no solo la reubicación del alumnado existente".