Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La salida sur ferroviaria despierta de su letargo

Transportes impulsa la alta velocidad entre Vigo y Portugal después de dos décadas sobre la mesa

Transportes impulsa la alta velocidad entre Vigo y Portugal después de dos décadas sobre la mesa Marta G. Brea

En la historia ferroviaria de Vigo –la reciente al menos– hay varios nombres propios que se repiten capítulo tras capítulo. Uno es Cerdedo, la variante que daría un entronque directo a la comarca al AVE con la meseta. El otro, la salida sur, la conexión de alta velocidad entre Galicia y Portugal y que permitiría, de paso, que Urzáiz dejase de ser una estación “cegada”, de inicio o final de trayecto. Vigo arrancó el siglo con el debate abierto sobre la salida lusa y, a pesar de los pasos que se dieron en 2006 y 2007, cuando se esbozó el proyecto y salió a información pública el estudio informativo, suma ya dos décadas sobre la mesa sin avances reales y firmes. Ese bloqueo podría cambiar ahora. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunció ayer que licitará en abril el estudio de alternativas que busca, precisamente, “dar una solución de continuidad del Eje Atlántico ferroviario hacia Portugal”. La fecha la trasladó el propio José Luis Ábalos acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el que se reunió en Madrid.

La decisión del Gobierno llega en un momento clave, con Portugal decidido a apostar de forma clara por dar continuidad a su línea de alta velocidad entre Lisboa y Oporto hacia la comarca de Vigo. “Tenemos a favor la actitud del Gobierno de Portugal, que entiende prioritaria también esta vía, y por lo tanto tenemos que aprovechar la sintonía de este momento para sacar adelante el proyecto”, señaló el titular de Transportes. La decisión de licitar el estudio ya el próximo mes es “una expresión” –reivindicó Ábalos– “de nuestro compromiso”.

En una línea similar, Feijóo recalcó que –junto al acceso al puerto exterior de A Coruña– es uno de los “hitos más estratégicos” del Corredor Atlántico. “Son los dos más importantes para que tome cuerpo y vaya hacia la conectividad de los puertos y ferrocarril, la intermodalidad, y así poder avanzar en un corredor que sea eficiente”, reivindicó. El acento lo puso el presidente de la Xunta en la necesidad de que el proyecto incluya un acceso ferroviario del puerto “para ser coherente con el planteamiento de la intermodalidad”. “Entendemos que hacer la salida sur, que es una obra estratégica para España, para Galicia y fundamental para Vigo, tiene que incorporar el puerto de Vigo”, concluyó Feijóo tras explicar que el ministerio le ha confirmado que estará recogido en el proyecto.

Claves del proyecto

1 Estudio de alternativas: El Gobierno anunció ayer que en abril licitará un estudio de alternativas para “dar una solución de continuidad” al Eje Atlántico ferroviario hacia Portugal.

2 Respaldo clave del Gobierno luso: La medida llega en un momento clave. Portugal ha trasladado ya varias veces de forma público su apuesta por el eje de alta velocidad Lisboa-Oporto-Vigo.

3 Una infraestructura “estratégica”: La salida sur garantiza una conexión moderna con Portugal y permitirá dar continuidad a la estación de Urzáiz. Ahora el único tren con Oporto es el Celta, que tarda unos 140 minutos en viajar de Vigo a Oporto.


Aunque Ábalos concretó ayer la fecha y respaldó de forma pública el proyecto, el ministerio ya había avanzado sus planes de impulsar un estudio de alternativas hace unos meses. Durante una visita a Vigo en noviembre, el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón, deslizó que a inicios de 2021 el Gobierno licitaría el concurso. El objetivo, apuntaba entonces el alto cargo del ministerio, es “saber qué debemos hacer: la planificación, los recursos... Queremos hacerlo con garantías”.

Una de esas “alternativas” que entonces dejó sobre la mesa, pasaría por un bypass en As Maceiras, una conexión que permitiría enlazar Urzáiz con la línea del Miño. La propuesta no fue entonces bien acogida por la Xunta, que recordó que solo unos meses antes, en julio, ya había presentado un estudio técnico y económico elaborado de la mano de la Universidad de A Coruña. Su propuesta plantea un enlace de 15 kilómetros entre Urzáiz y Porriño con un túnel de acceso a la ciudad y una inversión de 490 millones de euros. En una carta, el propio Feijóo reclamaba al Gobierno que no licite un “estudio de alternativas”, sino, directamente, el informativo.

El movimiento del Gobierno coincide con el compromiso confirmado y reconfirmado por el Ejecutivo de Portugal con el AVE entre Oporto y Vigo. A finales del año pasado la ministra lusa de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa, recalcaba que la “prioridad” de su equipo era impulsar la alta velocidad en el eje atlántico entre Lisboa, la urbe portuense y Vigo. Incluso por delante del AVE entre las dos capitales ibéricas. “Nuestra prioridad no es el enlace Lisboa-Madrid. De Madrid a Lisboa vamos en avión”, deslizar. No fue el único alto cargo en el equipo de António Costa. Poco después el titular de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos, incidía en la misma “prioridad absoluta”.

La salida sur, con un tramo soterrado en el acceso a Vigo, reforzaría la operativa de la estación de Urzáiz, que ahora tiene únicamente trenes directos con el Eje Atlántico –en el corredor Vigo-A Coruña– y daría un impulso a la conexión de la Eurorregión. A día de hoy entre Vigo y Oporto solo opera el Tren Celta, un servicio ferroviario que tarda 140 minutos en cubrir el trayecto. Según los cálculos de Portugal, el nuevo trazado permitiría completar el viaje en unos 55 minutos.

La actual estación de trenes de Urzáiz, en sus últimas semanas

La estación de trenes de Urzáiz encara su recta final, las últimas semanas antes de caer bajo la piqueta. La Xunta confirma que espera que la estructura, que acoge desde 2015 las taquillas de venta de billetes y desde la que se sube y baja a los andenes, esté lista para su derribo ya el lunes 22 de marzo. La demolición es clave para que la Consellería de Infraestruturas siga avanzando en las construcción de la nueva estación de buses, que toma forma poco a poco en uno de los laterales de Vialia. Aunque el derribo estaba previsto para el día 1 las borrascas de febrero obligaron a replantear el calendario. A los andenes pasará a accederse directamente desde Vialia, en un espacio habilitado.

Compartir el artículo

stats