Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Buscas instituto en Vigo para el próximo curso? Estas son las escasas plazas

Salida de alumnos del IES Valladares

Salida de alumnos del IES Valladares José Lores

Este pasado lunes se abrió el plazo para que el alumnado que termina una etapa educativa o aquel que quiera cambiar de centro pueda iniciar los trámites para cursar el 2020/2021 en otro instituto. Pero no todos los IES de la ciudad están disponibles para todo el que quiera. Y es que las adscripciones que tienen con los colegios de Infantil y Primaria (CEIP) llenan prácticamente la totalidad de sus plazas.

La falta de espacio para acoger más aulas por las normas COVID y el “baby boom” de 2008 limitan las plazas para los que cambian de etapa educativa

Esta tendencia se ha agravado este año a consecuencia, por un lado del COVID, ya que la reducción de espacios o adecuación de muchas estancias para desdobles de aulas imposibilita la creación de nuevas unidades que acojan a más alumnos. Por otro lado, el efecto 2008: diferentes directores y personal docente han denotado para este curso un índice de estudiantes más elevado que años anteriores a consecuencia de un baby boom en aquella época que se traduce ahora en alumnos de primero de ESO.

“Nos frustra la idea de no poder acoger a más alumnos por la falta de espacio en el centro”

Luis Pérez - Director IES O Castro

decoration

Concretamente, cuatro de estos institutos de Vigo ya no permiten acoger más alumnado de 1º curso de ESO –que son los que cambian de etapa educativa– al absorber toda su capacidad los CEIP que tienen adscritos. Estos son IES Valadares, IES Alexandre Bóveda, IES O Castro e IES Álvaro Cunqueiro. “Nosotros vamos muy ajustados; los alumnos que vienen del Fleming, que es nuestro centro adscrito, cubren todas las plazas que tenemos en el centro. Algunos años dejaban algunas vacantes pero este año no. Con las unidades que tenemos este año los absorbemos a todos pero ajustadísimos. Nuestro centro en sí mismo tiene unas características respecto a los espacios muy limitada y ahora con los protocolos COVID no podemos ampliar más. Tenemos en mente pequeñas obras porque nuestra lucha es conseguir espacio; esa idea de querer estar abiertos a que vengan otros alumnos nos frustra porque no podemos acoger a más”, explica Luis Pérez, director del IES O Castro.

IES O Castro, Valadares, Alexandre Bóveda o Álvaro Cunqueiro, sin vacantes

Pareja situación tienen en el instituto de Valadares, donde un cambio de línea o zona escolar –pasaron de la 3 a la 4– para acoger las adscripciones del CEIP Castelao casi hizo duplicar su número de alumnos en los últimos años.

“Nosotros rondábamos los 300 alumnos y ahora estamos en 500"

decoration

“Nosotros rondábamos los 300 alumnos y ahora estamos en 500 desde que acogimos la adscripción del colegio de Navia para aliviar al Alexandre Bóveda. Además, recientemente nos han aceptado muchas propuestas de proyectos y premios para el centro lo que hizo que a las familias le llamase la atención y se decantase por nuestro IES. Este año ya para 1º de ESO es imposible, llegamos justos con los adscritos, pero no podemos acoger más; y en Bachillerato lo mismo. Todos los años podíamos ofertar alguna, pero este imposible”, aclara Eva Pérez, su directora.

“Otros años tenemos opción de ofrecer plazas que no cubre la adscripción, este no”

Eva Pérez - Directora IES Valladares

decoration

Otros institutos como el IES Carlos Casares, Santa Irene, República Oriental de Uruguay, Coruxo, Ricardo Mella o Castelao cuentan con las últimas plazas –sin contar aquellas reservadas para alumnos con necesidades especiales (NEAE)– disponibles para aquellos alumnos de 6º de Primaria que quieran cursar la ESO.

“Si llenamos las plazas eso es porque las familias de los CEIP confían en nosotros”

Marco Veiga - Director IES Castelao

decoration

“Están llenas de alumnos de coles adscritos, y eso demuestra que confían en nosotros. Podrían elegir otros y se decantan por Castelao, y eso que este año vienen con más alumnos”, explica Marco Veiga.

Baremos

Casos como el IES de Teis o el IES de Beade, con 47 y 49 plazas vacantes para este primer curso de la ESO respectivamente, no tendrían en principio problemas para acoger a cualquier alumno de cualquier CEIP que quisiera cursar secundaria, pero en los restantes, los centros tendría que baremar, es decir, escoger de todas las solicitudes quienes cumplen una serie de requisitos, ya que no sigue una orden de presentación de matrícula. “Lo que más puntúa es la zona educativa definida por la Consellería, proximidad. Y luego también cuentan las notas, las rentas, tener hermanos en el centro o el tipo de familia que sea (numerosa, monoparental…)”, explica Emilio López, director del Rosais 2, donde si bien restan quince plazas para 1º de ESO, este año se ha encontrado con la salvedad de cursos intermedios. “Tanto en 2º de la ESO como en 2º de Bachillerato prácticamente no tenemos plazas, casi no vamos a poder atender la demanda si llegan peticiones de admisión. Tenemos más movimiento del esperado”, amplía López.

Y es que el Bachillerato no se queda atrás en la demanda de las familias. Es más, en función de la modalidad o rama que el alumno elija –Ciencias Sociales y Humanidades, Arte o Tecnológico–, hay centros donde las plazas ya están ocupadas por los propios alumnos de ese instituto. “En Bachillerato de Ciencias, por ejemplo, estamos al límite y sí hay alguna plaza será solo en el de Humanidades. El alumnado que aprueba 4º de la ESO sí suelen quedarse en el centro; la demanda grande viene de los concertados”, explica Pérez.

Y es que en estos CPR, el Bachillerato sí es de pago ya que no existe concierto con la Xunta, a diferencia de los institutos públicos, por lo que al término de la enseñanza, muchos alumnos escogen plaza en los IES más próximos. Solo cinco de ellos disponen de vacantes en cualquier rama o modalidad. 

Casi el “100%” del profesorado de Vigo y área se formó en TIC y aula virtual a raíz del COVID

El COVID cambió por completo el formato educativo y no solo los alumnos y familias tuvieron que hacer frente y asumir esta realidad, el profesorado también. Pero quizá por edad o o programación, no todos los docentes estaban familiarizados con el uso de las nuevas tecnologías, aula virtual, teledocencia, etc. Por ello, desde la Consellería de Educación, en colaboración con el CFR –el centro de Formación y Recursos–, impulsaron la participación en cursos para que todos estos profesores pudieran adecuarse a las nuevas necesidades.

Compartir el artículo

stats