Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta desde Urgencias: "Vemos 8 o 10 personas al día que se quieren suicidar y cada vez hay más jóvenes"

Olivares (segundo por la izquierda), con parte del equipo de la unidad de prevención del suicidio.

Olivares (segundo por la izquierda), con parte del equipo de la unidad de prevención del suicidio.

Psiquiatría crea una unidad de prevención para casos graves y habilita una vía rápida para que ningún paciente con estas ideas espere más de 7 días

Por dificultades con la ley de protección de datos no hay un registro que pueda dar datos precisos –algo que también se está tratando de abordar–, pero sí percepciones del trabajo diario que dan idea de la magnitud del problema La prevalencia del suicidio entre la población es una cuestión que hace tiempo que provoca mucha preocupación en Salud Mental del Chuvi. A ellos les llegan los intentos y las personas con ideas autolíticas. “Vemos bastantes, en las urgencias pueden ser 8 o 10 al día, fácilmente”, estima el jefe del servicio, José Manuel Olivares.

Desde el Área Sanitaria de Vigo actuarán en dos líneas para dar una respuesta rápida. Por un lado, han creado una vía rápida con los centros de salud para que todas estas personas sean atendidas de forma ágil por un especialista en salud mental en menos de una semana. Por otro lado, acaba de poner en marcha una Unidad de Prevención al Suicidio los casos graves, que necesitan una terapia muy intensiva. El objetivo es disminuir estas elevadas tasas.

La pandemia también está teniendo su efecto en estas cifras. “Tenemos la sensación general en toda España y también fuera de que sí haya una mayor incidencia de intentos de suicidio”, explica el doctor Olivares.

“A la gente joven es a la que más le ha cambiado la vida con el COVID”

decoration

El perfil está cambiando. El jefe de Psiquiatría del Chuvi cuenta que era el del hombre mayor el de los que más lo consumaban, aunque entre las mujeres hay más tentativas. “Ahora lo que vemos, sobre todo, es gente más joven, es lo que más nos llama la atención”, explica. Ha constatado que pasa en todo el país. “A la gente joven es a la que más le ha cambiado la vida con el COVID”, añade. El aislamiento en la época de la vida en la que es más importante la socialización y el destacado papel que están teniendo las redes sociales, son algunos de los factores que creen que puede estar influyendo.

Tratarán los casos complejos con una terapia intensiva de seis meses

La Unidad de Prevención del Suicidio, que está ubicada en el centro Taboada Leal –antiguo Xeral–, atenderá los casos más graves y de mayor complejidad. Podrá llevar 80 a la vez. Serán pacientes de más de 16 años con riesgo elevado de suicidio –el princiopal factor es la enfermedad mental y, sobre todo, la depresión mayor–; que tenga capacidad cognitiva suficiente para poder participar en un tratamiento psicoterapéutico; y no presenten un diagnóstico principal de trastorno por uso de sustancias. “Con excepción, se admitirán personas con un consumo perjudicial o dependencia de alcohol, por el elevado riesgo que implica, alrededor de 20 veces más que la población general”, detalla. También son factores de riesgo tener antecedentes de tentativas, ser viudos o divorciados, tener nulo apoyo social, problemas económicos, pérdida de empleo, malos tratos –incluidos los agresores de violencia de género–, el fácil acceso a armas, medicamentos o tóxicos...

El equipo está integrado por un psiquiatra, un psicólogo y dos profesionales de Enfermería especializados en Salud Mental. Los pacientes seguirán un programa terapéutico intensivo durante seis meses, en actividades individuales y grupales.

Compartir el artículo

stats