Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierra un centro de día de Vigo por un brote de COVID

Mayores esperando por la vacuna en el centro Taboada Leal. // E.V.

Las familias de los usuarios del centro de día de Apamp (Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral) llevaban días reclamando con insistencia la administración de la dosis de la vacuna contra el coronavirus para todos ellos al estar dentro del grupo 4, el de grandes dependientes. Pese a que todo su personal había recibido ya la inyección, los usuarios, al igual que los del resto de centros de día del área sanitaria de Vigo, todavía la estaban esperando, lo que llevó al propio centro, sobre todo a petición de las familias, a la reclamación a la Xunta de esas vacunas. Y ahora tendrán que esperar. Porque en los últimos días se ha detectado un brote que afecta a tres personas: dos usuarios y una trabajadora que no había sido vacunada por prescripción médica. El primer positivo se detectó el pasado viernes, y se sospecha que se produjo en el entorno familiar. Después, se localizaron otros dos casos.

Apamp funciona en grupos burbuja, para evitar al máximo la transmisión del virus. El problema es que los positivos se dieron en distintos grupos, por lo que la situación obligó a cerrar de forma inmediata el centro de día, de la calle Miguel Hernández. “No teníamos que haber llegado a esto. A estas alturas ya deberían estar todos vacunados ya que es un colectivo muy vulnerable”, defiende Isabel Salgueiro, la madre de un usuario y añade: “Son personas de riesgo y el virus podría causarles importantes dificultades a nivel físico”.

El retraso en la administración de las vacunas a los usuarios de Apamp, sospechan desde el centro, es que no hay dosis suficientes de Pfizer, “que es la indicada para este colectivo, ya que los trabajadores sí están vacunados pero con AstraZeneca”.

1.158 activos menos en 14 días

Los casos activos de COVID en el área viguesa siguen en descenso. Son un 57% menos que hace dos semanas y están en 871. Sin embargo, es el área gallega que baja de forma más lenta. Los ingresos suben en 5, algo que suele ser habitual el fin de semana. Continúa la vacunación de mayores de 80 años, con colas de hasta 40 minutos en el exterior de algunos centros, como el de Taboada Leal.

Compartir el artículo

stats