DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Chuvi abrirá este año el primer hospital de día de salud mental para menores en Galicia

El Chuvi abrirá este año el primer hospital de día de salud mental para menores en Galicia

Prevén estrenarlo antes de verano. Atenderá trastornos de la alimentación y primeros brotes psicóticos, entre otros

El Plan de Saúde Mental de Galicia Poscovid-19 ha permitido desempolvar proyectos y viejas demandas del Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) que empiezan a ver la luz. Estos días se pone en marcha la Unidad de Prevención al Suicidio, propuesta ya desde hace más de siete años. Y en los siguientes meses, se irán activando más. Uno de los más ambiciosos es la puesta en marcha del primer hospital de día para niños y jóvenes de Galicia y cuya apertura se prevé antes de verano.

Este dispositivo está pensado para aquellos menores que necesitan una atención más continuada que la que se pueda prestar desde las consultas, pero que no requiera estar ingresado. De hecho, esperan que con ella también se reduzca la necesidad de hospitalización.

El perfil de los menores que necesitan cuidados de salud mental está cambiando con la pandemia, por lo que la oferta de programas que se desarrollarán está por determinar. Pero hay dos ámbitos que ya están claros: los trastornos de conducta alimentaria y los primeros episodios psicóticos.

“Si pudiera venir todos los días, incluso, si pudiera comer aquí, sería más efectivo”

decoration

El jefe de servicio de Salud Mental, el doctor José Manuel Olivares, explica que con un menor con anorexia o bulimia, “aunque lo veas todos los meses en consulta, no vas a solucionar el problema”. “Si pudiera venir todos los días, incluso, si pudiera comer aquí, sería más efectivo”, plantea. En Santiago ya trabajan con un hospital de día solo para estos trastornos, del que esperan coger ideas.

A los menores con brotes psicóticos también quieren prestarles una atención similar. Además, entre los proyectos del servicio está la creación de una unidad de primeros episodios de este trastorno, que suelen aparecer en la adolescencia o primeros años de la edad adulta. Tendrá un funcionamiento ambulatorio que se caracterizará por la inmediatez de acción. “La idea es que el adolescente que lo sufra tenga un tratamiento intensivo en los primeros años, que es donde se decide el diagnóstico, y que puedan minimizarse las consecuencias en sus estudios, en un primer trabajo o en su vida”, expone el doctor Olivares.

Nuevos dispositivos

  • Unidad de Prevención del Suicidio

    Se puso en marcha ayer.
    Está en el centro Taboada Leal.

  • Hospital de día para niños y jóvenes

    Se prevé abrir antes de verano.
    Se estudia si ubicarlo en el Cunqueiro o en el Nicolás Peña.

  • Unidad de ingreso infantojuvenil

    El Plan de Saúde Mental de Galicia fija su puesta en marcha para 2023.
    Ocupará 1.300 metros cuadrados en un lateral del bloque técnico del Cunqueiro, con salida directa al exterior. Tendrá, al menos, 6 camas y el área también se usará para despachos.

En el hospital de día trabajarán con muchas actividades en grupo –mientras las medidas de prevención frente al COVID persistan, se harán en la medida de lo posible–. También estudian la posibilidad de incorporar programas asistidos por ordenador. “Tratarte a la vez que juegas. Hacerlo atractivo y crear un ambiente al que les apetezca ir, en el que se lo pasen bien, es más eficiente”, sostiene el doctor.

La ubicación aún se está debatiendo. El Nicolás Peña ofrece la ventaja de estar en el centro de la ciudad y de evitar el ambiente hospitalario. En el Cunqueiro podría servir de transición con hospitalización.

Para lo que sí hay ubicación escogida es para la “guinda del pastel”: la ansiada planta de ingreso específica de menores que evite las derivaciones a Santiago. Los planes son ocupar una de las zonas del Álvaro Cunqueiro cerradas y reservadas para ampliaciones. Se hará en un área de 1.300 metros cuadrados en el bloque técnico, aunque pegada a las “velas” de hospitalización. Da a un lateral, por lo que está bien iluminada, y tiene salida directa a exterior.

La unidad de ingreso de niños y jóvenes ocupará más de mil metros en el Cunqueiro y estará en 2023

Ahora, cuando un menor de 14 años necesita ingreso es ubicado en una habitación de Pediatría. No es el sitio ideal porque no necesita estar encamado. Si es mayor de 14, se hospitaliza con adultos en Psiquiatría, un ambiente que tampoco es el más adecuado para ellos. Eso o se derivan a Santiago. Sanidade prometió que el Cunqueiro resolvería esta carencia, pero fue la búsqueda de una ubicación la que lo frenó. Se intentó en Pediatría pero no había espacio suficiente para crear las zonas comunes amplias que se necesitan. También se buscó la fórmula en Psiquiatría sin éxito. Ahora tendrá su espacio propio.

El plan estratégico de salud mental en Galicia recoge que estará lista en 2023. En el Chuvi esperan que, a lo largo de este año, se realice el proyecto. Aunque haya que esperar aún dos años más, el doctor Olivares entiende que tiene “lógica” consolidar primero toda el área ambulatoria que atiende a los menores. “Es lo más urgente”, defiende. La atención en consultas también se reforzará con una segunda unidad de asistencia ambulatoria infantojuvenil. “La hospitalización tiene que ser el último recurso. Si tenemos camas pero luego no pueden hacer un seguimiento en consulta o están entrando y saliendo para seguir programas, no está bien. Con el hospital de día pueden estar con nosotros durante el día e ir a dormir a su casa”, señala.

Para esto y todos los proyectos que Salud Mental del Chuvi quiere poner en marcha, se necesita más personal. A través del plan gallego, este año incorporará 6 psicólogos, 8 psiquiatras, 5 enfermeras especialistas y 3 trabajadoras sociales. Los dos años siguientes, otros 4 psicólogos, 7 psiquiatras, 2 trabajadores sociales y más personal de Enfermería.

Compartir el artículo

stats