El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, lanza un nuevo mensaje de preocupación por cómo se está produciendo la desescalada en el hostelería. En el segundo día de reapertura de bares y restaurantes, vuelve a manifestarse “francamente preocupado porque hay una cantidad muy considerable” de hosteleros que no han abierto “con las condiciones fijadas” (aforo de terraza al 50% y el interior del 30%). “Con su comportamiento irresponsable, ponen en riesgo a todos”, advierte. 

“Los que incumplen se juegan el cierre futuro de sus locales, pero también de los que sí cumplen y eso es una gran injusticia”, lamentó Comesaña. 

Por ello, pide responsabilidad a los hosteleros, pero también lanza un mensaje a las fuerzas de seguridad. Les pide “redoblar esfuerzos y ser inflexibles con los que incumplen” porque “nos jugamos mucho”. 

Así luce Vigo en el primer sábado de desescalada. Ricardo Grobas

También instó a los ciudadanos a “apremiar y concienciar” a los vecinos que están sin mascarilla en una terraza aunque no estén bebiendo o comiendo, o fumando. 

El titular de Sanidade recuerda que en locales y terrazas tienen que estar todas las mesas montadas y solo el 50% o el 30% habilitadas. “Así se garantiza la distancia de seguridad entre clientes y se facilita el control visual del cumplimiento de los aforos”, explica Comesaña. Además es obligatorio.

Sábado de buen tiempo y llamada a la prudencia

Por primera vez desde el mes de octubre estas playas no son de uso exclusivo para los vigueses. La buena situación de las áreas sanitarias viguesa y ourensana permite volver a ver el mar de cerca a miles de personas al levantarse el cierre perimetral vigente los últimos cuatro meses. Por un día, el tiempo también ha acompañado y este sábado la ciudad superará los 20 grados de máxima en la ciudad. Esto ha invitado a pasear por los arenales olívicos sin que, al menos por la mañana, se produjesen aglomeraciones significativas.

En cambio, en O Grove los vecinos veían con preocupación la llegada de varias autocaravanas desde primera hora. El municipio cuenta con una incidencia acumulada de tan solo 28 casos por cada 100.000 habitantes las últimas dos semanas, una de las más bajas de Galicia. Sin embargo, la situación del área sanitaria de Pontevedra impide el acceso de los habitantes del resto de Galicia.  El alcalde de O Grove, José Cacabelos, no es ajeno a esa masiva llegada de visitantes a la localidad, por lo que pide “prudencia, responsabilidad y sentido común” a vecinos y visitantes. Y es que zonas como San Vicente, A Lanzada y A Toxa presentaban esta mañana un tráfico superior al habitual.

19

Masiva llegada de visitantes a O Grove Manuel Méndez