El juzgado de Primera Instancia 13 de Vigo ha acordado suspender de forma provisional la orden de desahucio que pesaba sobre el poblado chabolista de Navia, en el que residen cerca de una treintena de familias. La sala apela a la especial vulnerabilidad de estas familias, que todavía no habrían encontrado una vivienda a la que trasladarse tras la demanda de los nuevos propietarios del suelo donde llevan años asentados.

En un escrito notificado a última hora de este jueves, la magistrada no indica, a diferencia de otros autos, una nueva fecha para hacer efectivo el lanzamiento por lo que éste se mantiene paralizado hasta que puedan realojarse.