Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UVigo halla los primeros fósiles de polen y esporas del Jurásico en Etiopía

Artai Santos y Bienvenido Diez colaboran con el investigador africano Sreepat Jain en el análisis de muestras de la cuenca del Nilo Azul

Yacimientos en la cuenca del Nilo Azul, en Etiopía. | // LABORATORIO DE PALINOLOGÍA

Yacimientos en la cuenca del Nilo Azul, en Etiopía. | // LABORATORIO DE PALINOLOGÍA

Investigadores de la Universidad de Vigo firman el primer registro de fósiles y esporas durante el Jurásico en Etiopía. Su hallazgo es además uno de los pocos descubrimientos paleobotánicos en el noreste del supercontinente extinto de Gondwana durante la misma época y permite recrear los paisajes en los que vivieron los dinosaurios.

Bienvenido Diez y Artai Santos analizaron en el Laboratorio de Palinología vigués las muestras extraídas por el etíope Sreepat Jain, geólogo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Adama, en los yacimientos de la cuenca del Nilo Azul. Los tres firman un artículo que se acaba de publicar en la revista Review of Palaeobotany and Palynology y siguen colaborando en futuros trabajos.

El experto contactó con los vigueses a raíz del hallazgo en China de la que podría ser la flor más antigua conocida. “Nos pareció una colaboración muy interesante porque acceder a los yacimientos africanos no siempre es fácil. Nos envió las muestras porque el COVID complica los viajes, pero ojalá podamos ir allí en algún momento. Llevamos más de un año sin salir al campo y tenemos muchas ganas”, reconoce Artai Santos.

Algunos de los fósiles de polen analizados en Vigo. Uno de ellos es una tétrada.

Algunos de los fósiles de polen analizados en Vigo. Uno de ellos es una tétrada. LABORATORIO DE PALINOLOGÍA

“El Jurásico es un periodo muy importante en la historia de la paleobotánica porque estudios recientes sitúan en esa época el origen de las angiospermas, las plantas con flores, que hoy son las más abundantes en todo el mundo. E incluso hay autores que dicen que nacieron en África, pero hay muy pocos estudios allí”, añade.

El estudio vigués es el primero sobre palinología botánica (estudio de polen y esporas) en Etiopía. Las trece muestras enviadas, de entre 150 y 200 gramos, fueron desmenuzadas y sometidas a diferentes procesos químicos para su posterior estudio. Y los análisis revelaron restos orgánicos en dos de ellas.

Los investigadores encontraron polen, esporas, hongos, algas marinas, quistes de dinoflagelados y revestimientos de foraminíferos (microorganismos que viven habitualmente en aguas saladas).

En el caso del polen hallaron incluso tétradas: “Las plantas producen el polen formando grupos fusionados de 4 granos que se van dispersando. Cuando se halla el conjunto es que el árbol productor no está muy lejos”, apunta Santos.

“Como paleobotánicos creemos que las comunidades vegetales están muy infravaloradas, pero lo cierto es que constituyen las bases del sistema. Los esfuerzos se centran más en el estudio de otros grupos como los dinosaurios, pero a nivel biológico las plantas conforman gran parte de los ecosistemas”, defiende Artai Santos.

Gracias a la paleobotánica es posible reconstruir los paisajes jurásicos y su relación con el resto de los organismos vivos. Los restos identificados indican la presencia de tres tipos de comunidades de plantas continentales en la zona de Etiopía estudiada. Y con una edad de Kimmeridgiense Superior-Titoniense Superior.

Hace entre 155 y 145 millones de años estaba habitada por comunidades de plantas costeras dominadas por coníferas y algunos Bennettitales (orden extinto) con un clima seco. Y por comunidades de tierras bajas y riberas que indican un clima más húmedo y cálido y que estarían formadas por un sotobosque de helechos briófitos, licopodiáceas y plantas de tamaño arbóreo.

“Las comunidades vegetales del Jurásico serían bastante diferentes a las que hoy se encuentran en Etiopía. El país no tiene acceso al mar, pero en ese momento la región de estudio estaba más cerca de la costa, al noreste de Gondwana. Los restos que hallamos indican que podría ser una zona deltaica con influencia marina y continental, un ambiente sedimentario de transición poco profundo”, indica Artai Santos.

El investigador desarrolla en estos momentos una tesis doctoral dirigida por Bienvenido Diez y Luis Miguel Sender que revelará sorprendentes datos sobre los paisajes jurásicos de Galicia. Para ello, analiza sedimentos marinos en los que ya han aparecido prometedores restos de polen.

Compartir el artículo

stats