Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las hospitalizaciones por COVID: la mitad en solo dos semanas

Los ingresados bajaron de 163 a 76, pero el descenso se percibe menos en UCI

Despedida de un paciente COVID en la UCI del Cunqueiro

Despedida de un paciente COVID en la UCI del Cunqueiro

En la red de hospitales vigueses ya es palpable el alivio por la caída de la curva de contagios por el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. El número de personas ingresadas por COVID ha caído a menos de la mitad en dos semanas. Frente a los 163 infectados que había el martes 9 de febrero, antes de ayer eran 76.

La bajada se percibe, fundamentalmente, en planta. Pasaron de 135 a 55 contagiados en camas convencionales en los últimos 14 días. En cambio, en las unidades de cuidados intensivos todavía no se nota tanto este descenso: bajaron en siete hasta los 21.

En planta del Hospital Álvaro Cunqueiro solo quedan 39 personas con positivo en COVID. De ahí que, desde el pasado jueves se hayan liberado dos alas de hospitalización –la 1C y la 2A, con un total de 88 camas– para devolverles su actividad habitual de atención a pacientes de Cirugía General y Traumatología.

Fuentes del complejo de Beade cuentan que, si no se dan más altas es porque muchos de los que están ingresados son gente mayor a los que les cuesta más negativizar o tienen más problemas en sus domicilios para estar atendidos.

Por el momento, en los planes de la Dirección del Área Sanitaria de Vigo no está liberar más camas destinadas temporalmente a COVID para recuperar actividad normal. Hay 114: 90 para positivos y 24 para sospechas.

Un tercio de activos que hace tres semanas

Profesionales del Álvaro Cunqueiro explican que, a pesar de la mejora, debe primar la prudencia y ponen como ejemplo el tránsito entre la segunda y la tercera ola que, prácticamente, vino encadenada. No creen que la variante británica –que ya representa el 63% de los contagios en el área viguesa– vaya a cambiar mucho el escenario futuro, ya que entienden que hace tiempo que está presente en la comarca. Además de los 39 pacientes con coronavirus en el Cunqueiro, en UCI hay 14. En el Hospital Povisa tienen a 13 en camas convencionales y 6 en las de críticos. En Vithas Fátima tienen tres y uno, respectivamente. Los pacientes en fase activa de la enfermedad bajan en 87 hasta 1.127, es una tercera parte que hace tres semanas.

El área sanitaria sigue mejorando su incidencia. Está en 158 nuevos diagnósticos por cada cien mi habitantes, a solo ocho de bajar de riesgo alto a medio. Ya está en este peldaño, desde hace tres días, en la incidencia acumulada a siete días –con 63 nuevos casos en la última semana–. Es un parámetro al que, a partir de ahora, la Xunta prestará más atención para fijarse en las variaciones más recientes y hacerle frente a los crecimientos “explosivos” que pueda provocar la variante británica.

Por municipios, ya solo hay cuatro en riesgo extremo: Moaña, Oia, Pazos de Borbén y Redondela . Pero este último está a punto de bajar de él, con 253 nuevos casos por cien mil habitantes en las dos últimas semanas. Sin embargo, según el corte efectuado por la Xunta y comunicado el martes, este municipio junto al de Moaña y Oia serán los tres únicos del área a los que se les aplicarán restricciones medias y no tendrán movilidad con los otros 23.

La ciudad baja a riesgo medio

La ciudad de Vigo afianza su mejoría y baja a 146 nuevos diagnósticos por cada cien mil habitantes. Esto sitúa ya a la urbe en riesgo medio, como Baiona –132–, Gondomar –140–, Nigrán –85–, Ponteareas –140–, Tui –174–, Arbo, Crecente, Fornelos de Montes, As Neves y O Rosal –los cinco últimos, con menos de diez casos en dos semanas–. Covelo y Mondariz Balneario no han tenido ninguno y Salvaterra avanza también a riesgo bajo.

Ministra de Sanidad

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, visita hoy las factoría en Porriño del Biofabri, de la compañía gallega Zendal, que producirá el antígeno de la vacuna de la norteamericana Novavax contra el COVID-19 para la Unión Europea.

Un brote con once casos en el albergue obliga a confinar a sus usuarios

Las pruebas de PCR aleatorias que, de forma sistemática, el Sergas realiza a usuarios y trabajadores del albergue municipal de Marqués de Valterra han detectado un brote de COVID en las últimas horas, según confirma el Concello de Vigo a través de un comunicado.

Las pruebas sacaron a la luz un primer positivo en SARS-CoV-2, tras el que se realizó un barrido y se detectaron diez más. Son diez usuarios y una trabajadora. Los primeros fueron trasladados a la residencia Monte do Gozo, en Santiago, que gestiona Política Social.

El albergue cierra sus puertas para confinar durante 14 días al resto de ocupantes, unos 28. Así, quedan suspendidos provisionalmente los servicios externos de higiene, talleres, lavandería y sala de ocio, pero no el servicio de alojamiento. El Concello destaca que a todo aquel que lo necesite se le ubicará en el albergue de Santa Cruz, en un hostal o en un hotel. No hay límite. Hace dos semanas había 101 personas alojadas en estos dispositivos.

Compartir el artículo

stats