Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El COVID impacta en Galicia... pero menos

La viguesa Raquel Sebastián participa en un estudio de la Complutense y Oxford sobre la pandemia que sitúa a nuestra comunidad por debajo de la media en aumento de la pobreza

Raquel Sebastián. |   // FDV

Raquel Sebastián. | // FDV

La pandemia está generando un incremento general de la pobreza y la desigualdad en España, pero el impacto varía en cada comunidad autónoma. Y Galicia está en condiciones de resistir mejor el impacto económico del distanciamiento social y el confinamiento. Según un estudio de la Complutense y Oxford que tiene a la experta viguesa Raquel Sebastián entre sus autores, el aumento de la pobreza en nuestra región está por debajo de la media española (10,4 puntos).

Este índice se ha incrementado en todas las comunidades debido al COVID, oscilando entre el cambio mínimo de Navarra y Extremadura (8 puntos) y los valores máximos registrados en Baleares y Canarias (19 y 14, respectivamente). Galicia se sitúa en la mitad de la tabla según el aumento del porcentaje de pobres, por debajo de La Rioja y con una tasa ligeramente superior a la de Castilla-La Mancha.

Las diferencias se deben a la estructura ocupacional de cada región, siendo más determinantes la esencialidad de los trabajos y el cierre de actividades relacionadas con la restauración, el entretenimiento o el transporte público que el nivel de teletrabajo. (todavía muy bajo en España).

“Galicia cuenta con un nivel medio tanto de esencialidad como de actividades cerradas y de teletrabajo, con valores muy cercanos a la media española en todos ellos. Por el contrario, las comunidades más afectadas, Baleares y Canarias, presentan una esencialidad media-baja y el mayor nivel de cierre debido a su alta especialización en el sector turístico”, explica Raquel Sebastián, que firma este estudio junto a su compañero de la Complutense Juan G. Rodríguez y Juan C. Palomino, de la Universidad de Oxford.

Incremento de la desigualdad salarial

En cuanto al incremento de la desigualdad salarial, Galicia se encuentra en el extremo bajo (3,4 puntos) con valores muy cercanos a las regiones con menor aumento: Navarra, Asturias y La Rioja (2,3; 2,7; y 3, respectivamente). La mayor subida se registra de nuevo en las islas: Baleares (5,3) y Canarias (4,6).

La pérdida salarial sufrida por los trabajadores que ya se encontraban por debajo de la línea de la pobreza (situada en 10.600 euros) antes de la pandemia vuelve a evidenciar grandes diferencias territoriales. Baleares es la comunidad que más se resiente, con un 24,8%,y Galicia se sitúa por encima de la media española con un 22% .

También superan el promedio nacional Cantabria (23,5%), Madrid (23,4%), Valencia (23,2%), País Vasco (21,8%), Asturias (21,7%) y Castilla-La Mancha (21,1%).

En la parte opuesta de la tabla, con las menores pérdidas para sus trabajadores, se sitúan Extremadura, Andalucía y Castilla y León.

Que este índice en Galicia resulte tan alto al mismo tiempo que el incremento de la pobreza está entre los más bajos del país tiene su explicación: “La variación en la pobreza se calcula como el incremento porcentual de los trabajadores cuyo salario cae por debajo de la línea de la pobreza. Antes no eran pobres y ahora sí. Por otro lado, la pérdida salarial de los pobres hace referencia a la caída de sus salarios, sin que varíe su condición. Antes eran pobres y ahora lo son aún más”.

“Y existen dos posibilidades para el bajo incremento de la pobreza. El porcentaje de personas cerca de la línea de pobreza es bajo o la pérdida salarial de los trabajadores cerca de esta línea cae muy poco y, por ello, no pasan a ser pobres”, añade al respecto Sebastián.

Mejor resistencia

A la vista de los resultados obtenidos, la economista viguesa defiende la mejor resistencia de Galicia ante la crisis: “Es una de las comunidades autónomas que soportará mejor los efectos económicos de la pandemia. El hecho de que no esté especializada en un solo sector, principalmente el turismo, le permite experimentar uno de los menores incrementos en desigualdad y pobreza en España. Presenta niveles medios en esencialidad, actividades cerradas y trabajo a distancia. La nota negativa es que la pérdida salarial de los que ya eran pobres es mayor que la media española”.

En su estudio, los tres expertos también proponen medidas de política económica para paliar los efectos tan negativos del COVID.

A corto plazo, plantean mejorar la implantación y la flexibilidad del teletrabajo, evaluando a los empleados por objetivos y superando una cultura empresarial basada en el presentismo y la cantidad de horas. Y también señalan la necesidad de medidas de apoyo para los sectores cerrados y de coordinación entre comunidades y países.

Y como medidas a largo plazo incluyen el desarrollo de protocolos de actuación y una “apuesta clara” por la ciencia y la investigación.

Compartir el artículo

stats