Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eva Castro, reina del descenso al Casco Vello: “Nunca imaginé algo así, me da rabia su marcha”

La vigente campeona de la prueba lamenta que se deje escapar al festival: ”Tenía una bici solo para O Marisquiño, era muy especial”

La biker gallega Eva Castro en su última participación en O Marisquiño, al término del descenso. |   // FOTO: LAUREANO

La biker gallega Eva Castro en su última participación en O Marisquiño, al término del descenso. | // FOTO: LAUREANO

Empezaron con cerca de 200 asistentes en su primera edición y alcanzaron los 160.000 hace dos años; compitieron cerca de 65 amateurs del deporte urbano frente a los 1.300 atletas que disputaron los torneos en 2019. Un único Open de Skateboard dio paso a la decena de especialidades que se reunía en la actualidad O Marisquiño. La “falta de financiación” de las administraciones y la incidencia del virus han supuesto un golpe definitivo para el festival y ahora la organización buscará desarrollarlo en otros emplazamientos, pero fuera de Galicia.

Downtown

Las copas del mundo de Dirt Jump, Skate y Basket 3x3 y resto de disciplinas viajarán a otros emplazamientos pero hay una prueba –quizás la más seguida y multitudinaria– que nunca podrá abandonar la ciudad. Y es que habría que llevarse sus calles, su orografía, su ADN, sus vistas a las Cíes y a la Ría... Hablamos del tradicional Descenso al Casco Vello, también conocido como el Downtown.

Joel Antón en categoría masculina y Eva Castro en femenina son los reyes indiscutibles de esta prueba, donde las Mountain Bike bajaban rodando a velocidades de vértigo por las estrechas calles de la zona antigua para desembocar en el puerto de un brutal salto.

Así ganó Eva Castro el MTB Urban Downtown de O Marisquiño: del Concello al Náutico en 1:35.082

Posted by Faro de Vigo on Sunday, August 13, 2017

Partícipe de todas estas ediciones –a excepción de un año por lesión– es la biker Eva Castro, natural de A Coruña, residente en Madrid pero viguesa de corazón. Y todo gracias a O Marisquiño. “Dentro del evento hay pruebas muy importantes a nivel Copa del Mundo, pero el descenso urbano llamó mucho la atención entre el público y a nivel mediático porque es un deporte muy espectacular. Es una de las modalidades dentro del festival que más público y seguimiento puede tener”, apremia Castro.

La orografía viguesa

¿Qué tiene la prueba que la hace tan concurrida? La biker gallega lo tiene claro: la orografía y características físicas de Vigo. “Hacer esto en A Coruña, por ejemplo, sería inviable. A Vigo le viene muy bien esta prueba e incluso podría hacerse algo más largo porque lo permite la orografía. Es una práctica muy física porque hay que pedalear y esprintar pese a ser un descenso pero el desnivel es muy bueno y el circuito está genial”, considera la ganadora en hasta tres ocasiones del Downtown vigués, en 2019 con un tiempo de 87 segundos.

Tras años sobre una mountain bike y participar en infinidad de campeonatos, Castro reconoce que no cualquier ciudad y emplazamiento serviría para acoger una prueba como esta. “Tendría que prestarse el sitio. No valdría cualquier lugar ya que debe haber un desnivel y un mínimo recorrido que no lo haga muy corta. Hay una en Lisboa que siempre me recordaba mucho a la de Vigo porque acababas cerca del mar”.

Un recorrido "seguro"

Además de las condiciones intrínsecas de la urbe, también juega un papel muy importante el diseño del recorrido y, especialmente la seguridad; punto al que la biker agradece a O Marisquiño por su especial cuidado. “En el circuito siempre ha habido cambios a mejor. La organización siempre quería mejorar e introducir cosas para beneficiar la seguridad de los corredores, son muy profesionales. En otros lugares se olvidan de la seguridad de los corredores pero aquí es algo muy importante y nosotros encantados, claro”, aplaude.

Triste con la marcha

Donde ya no muestra tanta alegría es ante la decisión de la dirección de marcharse de Vigo, y más si se trata de ayudas. “A mí me da rabia que se vaya. Siempre dejamos escapar lo mejor que tenemos en Galicia. Las administraciones no debían dejar escapar este evento, que es nuestro. El primer año que hice el descenso urbano flipé porque no contaba con que hubiera algo así en Vigo, pegaba más con una gran ciudad como Barcelona. Dejarlo escapar me parece vergonzoso”, critica Castro, quien señala que además de favorecer al turismo local, también ayudó en la proyección internacional de Vigo. “Mucha gente de nuestros deportes conoce Vigo gracias a O Marisquiño. Gente que jamás había oído el nombre de Vigo y que gracias a este festival veraneaban aquí”, explica la coruñesa.

Para Eva Castro, una deportista con más de 25 años en la competición y un reguero de victorias y podios en Vigo, ninguna otra carrera es ni será como la de O Marisquiño. “Para mí era un descenso especial. A estas alturas monto en bici para disfrutar aunque me gusta seguir ganando, claro. O Marisquiño estaba en mi calendario. Tengo una bici especial solo para este festival y este año además tenía muchas ganas porque llevamos un año con el tema de la pandemia y teníamos una pequeña ilusión”, sentencia la deportista.

Otro certamen

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, anunció ayer que la ciudad contará con “el mayor certamen de deporte urbano de Europa” para agosto de 2022. Pese a que la organización del festival vigués anunciase su marcha de la ciudad el regidor expresó su deseo de que la cita del próximo año sea nuevamente de la mano de este festival. Así lo trasladó el regidor horas después de que la organización de O Marisquiño hubiera confirmado que suspende la edición de 2021 y que se marcha de Vigo ante la “falta de apoyo institucional”, que concretó en la reducción de un 70% en las aportaciones de Ayuntamiento y Diputación.

El alcalde afirmó que en el segundo fin de semana de agosto de 2022 la urbe acogerá “un grandísimo certamen de deporte urbano, el más grande de Europa y el más importante que se hizo nunca en la historia de la ciudad”. Caballero eludió dar más detalles, aunque reconoció que le gustaría que fuera una nueva edición de O Marisquiño, con cuya organización, dijo ayer, el gobierno local mantiene una relación “fluida”. Ante sus palabras de este pasado lunes asegurando que parte de las pruebas se trasladarían a Barcelona, concretamente el Dirt Jump, al no haber espacio en As Avenidas por las obras, fuentes del Ayuntamiento barcelonés aseguraron no tener constancia ni comunicación de este evento.

Por otro lado, la causa judicial que dirimir las responsabilidades administrativas por el hundimiento del paseo de madera durante un concierto de O Marisquiño se reactivó ayer con la presentación de dos nuevas denuncias, que suman un total de 300, al ser archivadas medio centenar.

Compartir el artículo

stats