Los bajos del concesionario de coches de lujo Wavecore, en las inmediaciones de Navia y a escasos metros de la gasolinera de Ricardo Mella y de la guardería Lúa, ardieron en el mediodía de este miércoles. El incendio declarado en donde la empresa tiene ubicado su taller de reparaciones perjudicó a varios vehículos de alta gama, entre ellos un Mercedes, un Audi y un Ferrari. Los dos primeros, que estaban subidos a un elevador, quedaron completamente inservibles, mientras que el Ferrari sufrió daños en un lateral. La zona del concesionario, en la planta superior, solo tuvo problemas por el humo que entró desde las dependencias inferiores.

Los bomberos del parque de Balaídos recibieron la alerta minutos antes de las 14.00 horas. Se presentaron en el concesionario situado en el número 93 de Ricardo Mella donde se encontraron a los trabajadores en el exterior. Los empleados del concesionario estaban en plena jornada laboral cuando se declaró el incendio y afortunadamente ninguno salió herido. Después de una hora de intervención, los bomberos dieron por extinguido el fuego. Al lugar también se movilizaron agentes de la Policía Nacional y una ambulancia del 061.

El concesionario, inaugurado en 2019, se dedica a todo lo relacionado con la venta, el mantenimiento y la personalización de coches de alta gama.