Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más vitamina D y nada de antigripal

Clemente García con mascarillas, vitaminas, antigripales y otros productos que han variado su demanda.   | // MARTA G. BREA

Clemente García con mascarillas, vitaminas, antigripales y otros productos que han variado su demanda. | // MARTA G. BREA

“En picado” ha caído la demanda de antigripales y antitusivos, según ha podido comprobar el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra (COFP). Las medidas de protección frente al COVID han provocado que haya una difusión “nula” de la gripe, según el Sergas, Lo confirman las ventas de las boticas que, también observan una caída de la demanda de los medicamentos que combaten otras enfermedades que se contagian por contacto con otras personas.

Clemente García, de la Farmacia García-Tomás, en Pizarro, es capaz de ponerle cifras. “Los antigripales bajaron un 80%” , calcula y recuerda que algo parecido sucedió con los antibióticos cuando, en la segunda mitad de los 80, llegaron las vacunas.

En la farmacia de Manuel Carrascal, en López Mora, también lo han notado en los fármacos para gastroenteritis y otros trastornos digestivos. Incluso, de productos contra piojos. “Ha sido prácticamente nula la venta en un año”, cuenta. Propone ver el lado positivo de la pandemia. “Aprenderemos para el futuro de los beneficios de mantener las normas de higiene. La mascarilla nos distancia mucho, pero igual para usarlas en algunos eventos o en épocas de picos de distintos virus”, plantea y recuerda que en algunos países asiáticos ya se hacía antes.

Pero no por esta situación las farmacias han perdido demanda. “Tenemos bastante movimiento. No sé si la gente va menos al médico y viene a la farmacia a pedir consejo”, expone María Nespereira, de la Farmacia Areses, en la avenida de Balaídos. “La gente está desanimada” y llega a sus mostradores pidiendo algo que les ayude. La melatonina, el triptófano y otros apoyos para conciliar el sueño están aumentando sus ventas. Están en niveles altos los antidepresivos y ansiolíticos. Pero los consultados no se ponen de acuerdo en si está subiendo de forma significativa su prescripción o ya era muy elevada antes.

Las que sí están al alza son las vitaminas. “Se dispensan mucho, sobre todo, la C”, explica la presidenta del COFP, Alba Soutelo Soliño. García añade la D, porque “relacionan la falta de ella a peor evolución del COVID”. Como se obtiene en gran parte por el sol, muchos la buscaron en pastillas con el confinamiento. Carrascal suma la B: “La que tiene que ver con el aparato locomotor, con problemas articulares, por la falta de movimiento...” Por separado o en complejos multivitamínicos.

La demanda de productos vinculados al COVID, evoluciona. Los guantes ya no se piden y los geles hidroalcohólicos, en menor cantidad. La que no baja es la de mascarillas, aunque la gente se decanta cada vez más por las FFP2 por mayor seguridad y un precio que ya es más asequible. Los problemas por su uso en la piel –acné o irritaciones– o en los ojos –secos o enrojecidos por la dirección del aire o golpes con la mascarilla– elevan las ventas de cremas y colirios. Las que bajan, por las estrecheces económicas, son las de la parafarmacia.

Compartir el artículo

stats