Que la Xunta de Galicia haya comenzado la desescalada, aunque de forma muy tímida de momento, tiene que ver con los mejores datos epidemiológicos que están llegando en los últimos días gracias a las restricciones impuestas desde comienzos de enero. Y Vigo y su entorno es fiel reflejo de esa mejoría. En el último balance presentado por la Consellería de Sanidade se refleja que todos los municipios del área sanitaria logran frenar el aumento de contagios y, lo que es más importante, la incidencia acumulada de nuevos casos diagnosticados en los últimos catorce días por cada 100.000 habitantes. Es decir, ninguna localidad empeora su situación epidemiológica. No se daba este hecho desde el inicio de la tercera ola, por lo que aunque obviamente no se pueden lanzar las campanas al vuelo porque queda mucho camino por recorrer, el ritmo de transmisión se ha conseguido ralentizar. Todo ello se refleja en el dato global del área sanitaria, que ha pasado en un solo día de una incidencia acumulada de 283 a 253, lo que la sitúa al borde de salir del riesgo extremo por COVID.

Todos los municipios del área ya logran bajar su incidencia acumulada a 14 días.

Todos los municipios del área ya logran bajar su incidencia acumulada a 14 días. Hugo Barreiro

Los municipios que ya no están en máxima alerta al tener una incidencia acumulada a catorce días por debajo de los 250 son Vigo, A Guarda, Arbo, Covelo, Fornelos de Montes, Mondariz-Balneario, As Neves, Baiona, Gondomar, Nigrán y Salvaterra de Miño. Hay que señalar que la ciudad olívica lleva ya tres días por debajo de ese umbral. Cangas, Redondela y Ponteareas, por su parte, logran importantes descensos en cuanto a contagios, pero siguen en riesgo extremo.

La buena progresión de la pandemia en el área sanitaria viguesa también se refleja en un nuevo descenso en la presión sobre los hospitales de la ciudad. Hay siete pacientes ingresados menos en plantas que el día anterior, para un total de 102 (80 en el Álvaro Cunqueiro, 17 en Povisa y cinco en Vithas Fátima), aunque hay que lamentar que los pacientes en estado crítico por coronavirus siguen siendo los mismos, 24, la mayoría de ellos (16) ingresados en la UCI del Cunqueiro.

Hay que incidir también en que la tasa de positividad, es decir, la cifra de pruebas PCR que dan positivo en relación al total, apenas supera el 3%, manteniéndose por debajo del 5% que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) . Mientras, el número de pacientes que sufren la enfermedad ha vuelto a sufrir un importante descenso (109 menos), para situarse en un total de 1.826, una cifra considerablemente menor que a principios de febrero, cuando se llegaron a rondar los 4.000 contagiados en el área sanitaria de Vigo

Por otro lado, el Sergas informaba ayer que el próximo lunes arranca la vacunación contra el coronavirus a las personas mayores de ochenta años del área sanitaria de Vigo. A lo largo de la semana se prevé suministrar unas 4.800 dosis, empezando por aquellos mayores cuyo apellido comience por la letra h. Ayer arrancó ya el proceso de citación, para el cual, tal y como adelantó FARO, se habilitó una central de llamadas en el hospital Meixoeiro, con cinco trabajadores de servicios generales, que contactarán telefónicamente con la población seleccionada para darles una cita, con el día y la hora para vacunarse en su centro de salud de referencia. Un total de diez equipos de vacunación se acercarán a los ambulatorios para administrar la dosis.