El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha criticado este miércoles la supresión del proyecto de construcción de una subestación eléctrica en el polígono industrial de Balaídos de la programación inversora de Red Eléctrica Española, y confía en que se trate de "un error".

Así espera que se lo traslade la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en una reunión programada para este jueves, para a partir de ahí "negociar a mayores" sobre la parte proporcional que le corresponde a Galicia de las previsiones de inversión de Red Eléctrica, apenas 60-62 millones de 6.000.

"Comprenderán que ni puedo aceptar (la reserva para Galicia del 1,2% del total) y, en ningún caso, la exclusión de una nueva subestación para abaratar los costes de energía en el polígono de Balaídos", donde está instalado PSA Vigo, ahora Stellantis.

"No solo no te den lo que te corresponde, sino que te quitan lo que ya tenías", ha lamentado Feijóo tras recordar que Xunta y el Gobierno de Mariano Rajoy "conseguimos meter" en la programación de Red Eléctrica la subestación de Balaídos, que podría suponer un ahorro de un millón de euros al año a las empresas allí instaladas.

"Si ya ni siquiera respetan lo que teníamos comprometido... esto es una enorme decepción que no podemos aceptar bajo ningún concepto", ha cerrado.

Salida sur

Asimismo, ha situado la salida sur ferroviaria de Vigo y la búsqueda de una solución al impacto del Brexit en la industria pesquera viguesa como dos de los asuntos que el Gobierno central debe atender como “prioridades”. Así lo ha manifestado este miércoles tras reunirse en Vigo con el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Váquez Almuiña.

Feijóo y Almuiña analizaron “asuntos estratégicos” para el Puerto como la ampliación de espacios y nuevas líneas de atraque y la potenciación de la Plisan tras el arranque de las obras de Albo, para “poder competir con Portugal”.

También se han debatido los 48 proyectos que la Autoridad Portuaria presentará a los fondos europeos Next Generation, por importe de 246 millones de euros.

En cuando a la salida sur ferroviaria y su conexión con la terminal de Bouzas, el presidente de la Xunta ha emplazado al Ministerio de Transportes a “licitar su ejecución en lugar de encargar otro estudio, porque ya hay dos” y subraya la “importancia” de este enlace para “dar salida hacia Portugal de los pasajeros y mercancías desde Vigo”, con una conexión directa en la Plisan.

La entrada en vigor del Brexit, a su vez, supone una amenaza para el Puerto de Vigo por la posibilidad de aplicar aranceles a la pesca patagónica, un caladero donde operan “todas las empresas viguesas del sector, con 5.000 empleos”. Feijóo alerta de que Vigo se arriesga a perder la descarga de esas capturas en favor de puertos británicos.