Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Superior condena al Sergas y a Povisa a indemnizar con 250.000 euros a una joven tras amputarle una pierna

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha condenado al Sergas y a Povisa a indemnizar a una paciente con 250.000 euros por la pérdida de oportunidad que supuso un retraso en el diagnóstico de un problema vascular y que acabó con la amputación de una pierna a esta joven en 2015, cuando tenía 25 años.

La paciente recurrió por primera vez por dolor en la pierna a su centro de salud el 15 de abril de 2015. Hasta el 16 de septiembre, que le amputaron la pierna, recurrió a urgencias y fue vista en consulta en numerosas ocasiones. “Un período de tiempo largo que, tratándose de un grave problema a nivel circulatorio, si se hubiese diagnosticado con anterioridad, hubiese podido concluir con una consecuencia menos gravosa para la recurrente”, señala la sala en su fallo.

Destaca que el día del ingreso, el 3 de septiembre, “se aprecia la existencia de síntomas que, si bien no concluyentes, sí pueden relacionarse con la posible o probable existencia de un problema vascular”. Por ello entiende que “sí existe cierta oportunidad de que se hubiese podido constatar antes la existencia” de ese trastorno y evitar la amputación.

La defensa solicitaba una indemnización de 3 millones de euros. El TSXG le concede 250.000. Revoca así la sentencia del Contencioso-Administrativo que había exonerado al Sergas y a Povisa y estima en parte el recurso. El fallo se puede recurrir.

Compartir el artículo

stats