Un coche situado en un callejón entre las calles San Roque y Ruiseñor, en Vigo, ha terminado calcinado en la tarde hoy. La humareda provocada alertó a todo el vecindario. El percance obligó a cortar el tráfico en el cruce de Gregorio Espino con San Roque.

El vehículo incendiado se encontraba en una zona entre varios edificios, por lo que el suceso puso en alarma a numerosos ciudadanos, que salieron a sus ventanas para comprobar qué estaba ocurriendo. El fuego no llegó a alcanzar al coche situado al lado del afectado. Por momentos, el aire fue irrespirable, según fuentes testimoniales del suceso.

Finalmente, los bomberos de Vigo sofocaron las llamas, con la colaboración de la Policía Local, que durante 25 minutos mantuvo inaccesible al tránsito de vehículos el cruce entre Gregorio Espino y San Roque.

Callejón donde ha ocurrido el suceso. M. Romero