Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tirón de Vialia como nicho de empleo: recibe más de 8.000 currículos para sus 1.500 puestos

Estado actual de las obras en el interior del complejo Vialia, que prevé su apertura en septiembre People and brand

Vialia no abrirá sus puertas hasta septiembre –ese es al menos el calendario que maneja Ceetrus, la empresa que lo está construyendo–, pero el complejo de ocio y comercio proyectado por Thom Mayne en Urzáiz se ha colado ya en varios “radares” de Vigo. El de las inmobiliarias, por ejemplo, que han visto cómo el entorno ganaba atractivo gracias al proyecto y la influencia de la vecina Ciudad de la Justicia. El de las marcas de comercio, ocio y hostelería, grandes y pequeñas, que no han parado de engrosar el listado de “negocios confirmados” en el recinto hasta sumar ya medio centenar.

Más de 8.000 currículos enviados, 60 más cada día

Y, –de manera muy especial– el de quienes buscan empleo. Aunque falta aún más de medio año para que Ceetrus corte la cinta inaugural de las instalaciones, su plataforma de empleo para Vialia, creada en colaboración con la agencia People and Brand, suma ya más de 8.000 currículos. Ayer por la tarde contabiliza, en concreto, 8.037. Su número no ha parado de crecer desde que la compañía activó el servicio de recepción de candidaturas, en octubre. El centro cerró enero con cerca de 7.300, con lo que solo en lo que va de febrero ha sumado al listado unos 700 currículos, lo que deja un saldo de casi 60 diarios.

Las borrascas impedirán terminar a tiempo la impermeabilización del atrio central de Vialia

La mayor parte proceden de Vigo, la comarca y localidades del resto de Galicia, aunque sobre la mesa los responsables de Vialia tienen también solicitudes llegadas de otras partes de España, como Madrid o Pamplona. Buen termómetro del interés que despierta el centro es la caseta informativa de Ceetrus, que tras varios meses instalada en Praza da Estación se trasladó en enero a Gondomar para seguir presentando el proyecto. A diario se acercan a ella personas interesadas en presentar su currículo. Las candidaturas se recogen a través del portal online creado por la compañía: Empleo.vialiavigo.com, que arrancó con 3.000 solicitudes.

Estado actual de las obras en interior del complejo_Vialia, que prevé su apertura en septiembre People and Brand

Su objetivo: ayudar en la selección de personal a las marcas que se instalarán en Vialia. “Es una forma de que tengan una bolsa de búsqueda de empleo”, apuntan desde la firma, que anima a los aspirantes a permanecer atentos a las ofertas que se vayan colgando.

En total, Vialia generará 1.500 empleos directos y otros 500 indirectos.

No solo aumenta el número de currículos. Lo hace también el de marcas que deciden desembarcar en Vialia y reservar espacio entre sus 43.000 metros cuadrados (m2) destinados a comercio, actividades de ocio y zonas verdes. A pesar del impacto de la tercera ola del COVID y de la delicada situación que atraviesa el comercio –obligado en su mayoría a cerrar a las seis de la tarde–, los responsables de Vialia siguen firmando acuerdos con empresas. Los últimos, con La Pepita, Carlos Conde Peluqueros, La Casa de las Carcasas, Smöoy y General Óptica, anunciados a lo largo de las últimas semanas y que se suman a las decenas de marcas confirmadas desde hace meses, como Primark. Ayer mismo Vialia apuntaba que “la oferta comercial está ya al 80%” y avanzaba “nuevas incorporaciones pronto”. Desde el entorno de la empresa insisten en un aumento de interés de las empresas, tanto cadenas como firmas locales. Una de las compañías cuyo desembarco aún no tiene confirmación oficial, pero con la que –reconocía en septiembre a FARO el director general de Ceetrus– se mantienen negociaciones es Fnac, que ahora mismo solo tiene una tienda en toda Galicia, en A Coruña.

A día de hoy integran el plantel de Vialia Vigo 50 marcas, entre ellas algunas grandes multinacionales sin presencia en la ciudad, como Primark o KFC. Además del complejo comercial, Vialia incorporará una gran plaza pública con zonas de ocio y deporte de 23.000 m2.

Estado actual de las obras en el interior del complejo Vialia, que prevé su apertura en septiembre. People and brand

El derribo de la estación provisional de trenes de Urzáiz, aplazado a finales de marzo por las lluvias

El derribo de la actual estación de trenes de Urzáiz se retrasará varias semanas. Adif acaba de comunicar a la Xunta, organismo que se encargará de tirar el edificio –el inmueble impide avanzar con las obras de la nueva terminal de buses–, que no podrá tenerlo desalojado para el 1 de marzo, fecha en la que se preveía poner en marcha la piqueta. Los trabajos se pospondrán varias semanas, hasta finales de marzo, siempre y cuando la meteorología lo permita. Los técnicos de la Consellería de Infraestructuras están estudiando las consecuencias de la decisión, pero desde San Caetano se avanza que probablemente alterará su calendario. “Dado que la demolición era un hito crítico en el cronograma de las actuaciones, se está estudiando la repercusión, que inevitablemente supondrá un nuevo retraso en las fechas de finalización de las obras”, zanja. El retraso está relacionado con las fuertes lluvias de los últimos días.

24

Cuenta atrás para la nueva estación intermodal

Las borrascas habrían impedido completar a tiempo la impermeabilización del atrio central de Vialia, que es el espacio que pasará a acoger la actividad comercial de Renfe y servirá de acceso a los andenes una vez se derribe la actual estación. Durante la comisión de seguimiento celebrada ayer, Adif habría comunicado también a la Xunta una nueva fecha para el traslado: el 22 de marzo, aunque con el aviso de que podría verse alterada también por la meteorología. El derribo de la terminal arrancaría una vez completada esa “mudanza”.

Para ajustarse a la configuración de Vialia los trabajos podrían tener que realizarse además por fases. Hace solo unos días durante una visita a las obras de Urzáiz la consellería de Infraestruturas apuntaba que los planes de la Xunta pasaban por iniciar el derribo el 1 de marzo y que el proceso se prolongaría aproximadamente dos meses. Poco después Renfe avanzaba a FARO que de forma temporal, una vez iniciado el derribo de la actual estación –planteada desde el inicio como solución con fecha de caducidad–, la venta de billetes se concentraría en Guixar.

Compartir el artículo

stats