Un joven se sentó ayer en el banquillo en el Juzgado de lo Penal 3 de Vigo acusado de maltrato animal a su perra, de la raza Pointer. Una colaboradora de la protectora Bai.Senpulgas, que ejerce la acusación, la encontró en su jardín. “Estaba desnutrida y presentaba una mastitis”, dijo. El animal acababa de tener cachorros. El encausado niega el maltrato y pide que le devuelvan a su perra, que fue decomisada cuando pasó todo, hace más de dos años. La fiscal pide la libre absolución.