Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro parking subterráneo de Balaídos se construirá entre la grada de Río y el polígono

Vista parcial de las avenidas de Citroën y Portanet, en las que se construirá el parking subterráneo. Ricardo Grobas

El futuro parking subterráneo de Balaídos cambia de ubicación. El proyecto, concebido en principio debajo de las pistas de atletismo, se construirá en el subsuelo entre las avenidas Portanet y Citroën, con una oferta de 1.500 plazas para dar servicio a los trabajadores del polígono, a los vecinos y a los usuarios del futuro World Car Center (WCC), el complejo destinado al ecosistema de innovación del sector del automóvil que Zona Franca levantará en Portanet. Concello y Consorcio están a punto de firmar el acuerdo para la obra. El subterráneo lo gestionará Zona Franca en régimen de concesión a cambio de un canon anual al Ayuntamiento.

“Un aparcamiento en la zona será muy bueno para el campo de fútbol, para Citroën y para los vecinos”

Abel Caballero - Alcalde de Vigo

decoration

El parking fue concebido en origen para dar respuesta a una demanda histórica del barrio: la falta de aparcamiento, que se agrava en las jornadas en que se disputan partidos en Balaídos y en las épocas en las que la factoría del grupo Stellantis (antes Grupo PSA) refuerza la contratación de trabajadores, como en la actualidad (la plantilla del centro vigués vuelve a superar los 7.000 empleos).

Contará con 1.500 plazas en Portanet y la avenida de Citroën y dará servicio a los vecinos, el World Car Center y los trabajadores del parque | Zona Franca tendrá la concesión a cambio de un canon anual al Ayuntamiento

El Concello lo vinculó hace dos años al proyecto de reforma de la grada de Gol, situándolo según el proyecto que presentó el arquitecto Pedro de la Puente, debajo de las pistas de atletismo de Balaídos.

Este aparcamiento ocuparía unos 25.000 metros cuadrados y contaría con cerca de un millar de plazas para desahogar el entorno, donde está prevista una humanización aprovechando la remodelación del estadio.

El futuro parking subterráneo de Balaídos se construirá entre la grada de Río y el polígono Ricardo Grobas

El proyecto se mantiene, pero cambia ahora de emplazamiento. La zona elegida es el subsuelo entre Portanet y la avenida de Citroën. En concreto, desde el futuro complejo World Car Center (WCC) y la grada de Gol, es decir, entre el estadio municipal de fútbol y el polígono de Balaídos.

  • Nueva ubicación

    El aparcamiento, previsto inicialmente debajo de las pistas de atletismo, se construirá entre el estadio de fútbol y el polígono de Balaídos, afectando a las calles Portanet y Avenida de Citroën

El subterráneo contará con más de plazas, unas 1.500, lo que lo convertirá en el mayor parking urbano de la ciudad (lo más grandes ahora cuentan con medio millar de plazas, con las excepciones de los del Cunqueiro y Peinador), y tendrá accesos directos a la calle, al parque empresarial y a los edificios del WCC, solucionando así la falta de aparcamiento del complejo (los sótanos destinados a estacionamiento previstos bajo el WCC no han logrado el permiso de Augas de Galicia), de los vecinos y de los trabajadores de Balaídos.

  • Servicios

    El futuro parking tendrá accesos directos a la calle, al polígono y al futuro World Car Center (WCC) de Portanet, el complejo de innovación vinculado al sector del automóvil

“Los sindicatos de la factoría llevan años reclamando una solución a la falta de aparcamiento”, explica el delegado de Zona Franca, David Regades, que apunta que Consorcio y Concello están a punto de firmar el acuerdo para el proyecto. Según ambos, el futuro parking estaría concesionado a Zona Franca a cambio de un canon anual al Ayuntamiento, una “solución mejor que la que teníamos pensada” para el aparcamiento bajo las pistas de atletismo, reconocen fuentes municipales. El alcalde incide en que el aparcamiento será beneficioso para el estadio, para los vecinos y para la mayor industria del sur de Galicia.

Hugo Barreiro| Pinche en en la imagen para ampliar

Una demanda histórica

El déficit de plazas de aparcamiento en la avenida de Citroën, Portanet y los alrededores de Balaídos es un problema arrastrado desde hace años –algunos trabajadores de Stellantis o GKN Driveline tienen que aparcar en Coia o Pereiró– al que, por ahora, no se ha encontrado solución.

  • Promotores

    Concello y Zona Franca están a punto de firmar el acuerdo para el proyecto. Zona Franca se hará cargo de la gestión del subterráneo en régimen de concesión a cambio de un canon anual al Ayuntamiento

Y la humanización prevista en el entorno asociada a la reforma del estadio agravará a la postre la falta de aparcamiento en superficie al dar prioridad al peatón, lo que hará del parking un servicio crucial para Balaídos. Zona Franca trabaja en paralelo en otro aparcamiento, en este caso para camiones, al lado de la VG-20 en San Andrés de Comesaña, que ya tiene el visto bueno de Concello y la Dirección General de Carreteras, con capacidad para 63 transportes.

  • Demanda

    Con el parking, el Concello quiere cubrir la alta demanda de plazas de aparcamiento que hay en la zona

El Concello arranca las catas para la reforma de Marcador

La reforma de la grada de Marcador del estadio de Balaídos calienta motores. La constructora a cabo de los trabajos ya inició esta semana las catas (como se puede ver en la fotografía) en la calle previas al arranque físico de la obra, previsto, como recogió este periódico, para el próximo mes de marzo.

Reforma de Balaídos: así será la grada de Marcador

Reforma de Balaídos: así será la grada de Marcador CONCELLO DE VIGO

El Concello acaba de adjudicar el estudio de seguridad y salud, el último trámite necesario para iniciar los trabajos, que se atribuyeron hace unos meses a la constructora ourensana Copasa por 15.467.430 euros, que aportan el Concello y la Diputación de Pontevedra. Además de la demolición de la grada, la actuación incluye la sustitución de los asientos de Río, para ampliar la distancia entre las filas, que crecerá de 15 a 18 centímetros para ganar comodidad.

El proyecto de Marcador contempla la demolición de la actual grada para levantar otra más próxima al terreno de juego, la instalación de 6.418 butacas, 180 menos que ahora, una cubierta ondulada, la adecuación de espacios interiores, redistribución de la iluminación, la construcción de almacenes, una sala de conferencias y zonas de uso terciario.

Compartir el artículo

stats