Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El World Car Center acogerá un centro de formación para los talleres de coches

Recreación virtual del World Trade Center en Portanet.

Recreación virtual del World Trade Center en Portanet.

El World Car Center (WCC) de Portanet, el edificio de Zona Franca que representará el músculo innovador de la industria gallega del automóvil, tiene otros dos espacios reservados para ATRA, la asociación de los talleres de reparación de automóviles de Pontevedra, y Asime, la patronal gallega del metal, según ha podido confirmar este periódico. En concreto, ATRA dispondrá de un espacio funcional de 850 metros cuadrados para instalar allí un centro de formación para los trabajadores del colectivo, con diferentes aulas y talleres, mientras que para Asime se han reservado unos 400 m2 también para uso de sus empresas.

En el futuro complejo del automóvil no podía faltar el último eslabón de esta potente industria que en Galicia emplea a más de 40.000 trabajadores directos y es responsable de más de un tercio de sus exportaciones: talleres y concesionarios. El WCC contará con dos aulas, un taller de mecánica y electricidad, otro de pintura, un laboratorio de colorimetría, dos almacenes y un taller de carrocería. En total, unos 850 m2 que serán gestionados por ATRA en colaboración con la Zona Franca que pilota David Regades. Este centro de formación para el personal de los talleres compartirá espacio con la ya consolidada aceleradora de empresas de automoción, la Business Factory Auto (BFA); la incubadora del sector (High Tech Auto); un centro de competencias del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia, e instalaciones para el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia. Asime contará igualmente con un espacio.

Después de más de un año bloqueado en los despachos, el WCC, con una inversión ya aprobada de 14 millones de euros, ha dado un paso de gigante en su tramitación al conseguir por una parte encaje urbanístico –se adaptará al PXOM de 1993, lo que implicará una rebaja en la altura inicialmente prevista– y por otra, el visto bueno a la obra de Augas de Galicia, al exigir los trabajos una ligera modificación del trazado de una canalización del Lagares. Solventados ambos escollos, la Zona Franca prevé licitar el proyecto en verano para poder arrancar con la construcción de los dos edificios a principios del próximo año, con un plazo de ejecución aproximado de dieciocho meses.

Compartir el artículo

stats