El polémico puente de Lepanto sobre la calle Alfonso XIII y por el que se accedía a la AP-9 (el último vestigio del scalextric) ya es historia. Lo acaba de anunciar el alcalde, Abel Caballero. El fin de estos trabajos suponen además una mejora en el tráfico urbano, colapsado en las últimas semanas en esta céntrica zona.

A partir de mañana a las 11.00 horas, según ha anunciado el regidor olívico, se reabrirá al tráfico la calle Alfonso XIII. De esta forma, los vehículos no tendrán que desviarse por Urzáiz hacia República Argentina para poder llegar a García Barbón y a la zona baja de la ciudad. Lepanto, sin embargo, no se reabrirá. El acceso a Alfonso XIII deberá realizarse por Baixada Á Estación.

"Será la primera vez en décadas que se abra sin aquel molote 'atrapacoches' y 'atrapafurgonetas'", destacó Caballero respecto a los accidentes frecuentes que dejaba atrapados bajo el puente a los vehículos de grandes dimensiones con un gálibo superior a los 2,5 metros.

19

El largo historial de víctimas del puente de Alfonso XIII R.V.

Reapertura temporal

En cualquier caso, y según explicó el alcalde, esta reapertura solo será durante unas semanas. Concretamente hasta el 22 de febrero. Se prevé que en un mes comiencen los trabajos de demolición de la estación provisional de Urzáiz. Unas tareas que irán en paralelo a la reforma de la plaza que ya está en marcha, con lo que será necesario de nuevo volver a cortar al tráfico esta zona.

La previsión municipal es que Alfonso XIII y todo este entorno permanezca otra vez cerrado al tráfico hasta al menos el próximo verano. Por ello, será necesario volver a poner en marcha el plan de desvíos (consulta aquí las rutas alternativas).

Caballero informó también que actualmente ya se está realizando la cimentación en el muro de Urzáiz sobre el que se colocará la fachada de la antigua estación de trenes de Vigo.

Cimentación en el muro de Urzáiz sobre el que se situará la fachada de la antigua estación de Vigo.