Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La avalancha de aspirantes a bombero

Alrededor de 500 candidatos optan a alguna de las 16 plazas que convoca el Concello para el servicio de extinción de incendios

Los aspirantes a bombero, ayer, durante el examen teórico en el pabellón de Navia. |   // RICARDO GROBAS

Los aspirantes a bombero, ayer, durante el examen teórico en el pabellón de Navia. | // RICARDO GROBAS

Desde hace catorce años, la empresa Adecco realiza una encuesta entre niños y niñas de 4 a 16 años en la que formulan una pregunta a la que todos hemos tenido que responder alguna vez: ¿Qué quieres ser de mayor? En el imaginario colectivo una de las primeras respuestas entre los varones siempre era “bombero”, una profesión que no elegían las mujeres. El último estudio de Adecco realizado a casi 1.800 escolares en 2019, revela que la profesión de bombero aún figura entre las preferencias masculinas, aunque con menos fuerza que antaño. Es el octavo oficio más soñado, pero solo por el 3,9% de los encuestados, muy lejos de futbolista (25%), policía (16%) o profesor (12,5%). Youtuber, ingeniero e informático se cuelan también entre las preferencias. Las niñas se inclinan por ser profesora (20%), médica (17%), peluquera (12%), veterinaria, futbolista, policía, cantante, actriz, ingeniera o enfermera, pero no bombera.

Las pruebas iniciadas ayer en el pabellón municipal de Navia para ocupar cuatro plazas de bombero-conductor en la plantilla municipal son un reflejo de aquella opinión infantil, pero hay candidatas, de momento no muchas, que tratan de romper con el mito. Al examen de ayer estaban convocados 104 aspirantes y en el listado solo figuraban dos nombres femeninos –Iria María y Laura, concretamente–. Para otra oposición municipal, esta vez con el fin de cubrir doce plazas de bombero en la misma plantilla, la avalancha de candidatos es mucho mayor: el listado provisional de admitidos ronda los 400 nombres y entre ellos, al menos 16 son de mujeres. En este caso, las pruebas comienzan el 6 de febrero en un espacio aún más grande, las instalaciones del Ifevi. De superar alguna de estas candidatas todas las cribas, sería la primera vez que alguna mujer accede a esta profesión en Vigo.

Sea como sea, que alrededor de quinientas personas (aunque en bastantes casos hay aspirantes anotados en ambas categorías) se apunten a unos concursos-oposición para ocupar 16 plazas de bombero pone de manifiesto que se valora de forma especial tener garantizado un puesto fijo para toda la vida, y más en una época como la actual, con el paro desbocado, como confirmó ayer la Encuesta de Población Activa.

Y precisamente la pandemia condicionó, y mucho, la celebración de las pruebas de ayer. Se trataba de un primer examen teórico, considerado inaplazable, y celebrado bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria. Así, se habilitaron cuatro accesos diferentes para evitar aglomeraciones, se proporcionaban mascarillas FFP2, había gel hidroalcohólico y se evitó el contacto en todo momento, además de establecer distancias entre las mesas.

Uno de los párrafos más curiosos de la normativa anti-COVID era el relativo a la ventilación del pabellón: “se recomienda que acudan a la prueba bien abrigados. Una de las medidas fundamentales para evitar la propagación del virus es una adecuada ventilación de los espacios, por lo que puertas y ventanas estarán abiertas durante los exámenes”.

Compartir el artículo

stats