Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Chuvi desvía cirugías urgentes de Trauma a centros privados para ganar camas para COVID

Ambulancias en las Urgencias del Álvaro Cunqueiro.

Ambulancias en las Urgencias del Álvaro Cunqueiro.

El Sergas da un paso más para liberar camas en el Hospital Álvaro Cunqueiro y poder destinarlas a la atención de pacientes COVID. Ya había eliminado las operaciones de tarde y enviado todas las posibles al Meixoeiro y, esta semana, pasó a hacer en el complejo de Beade solo las de prioridad 1 –sobre todo, oncológicas y cardíacas–, pediátricas y urgentes. Ahora se derivarán algunas de estas últimas a hospitales privados.

En concreto, la Dirección en Vigo ha remitido una instrucción par a derivar operaciones urgentes de Traumatología al Hospital Vithas Fátima y al Centro Médico Quirúrgico Concheiro. No se trata de cualquier intervención, sino aquellas en las que la situación del paciente sea estable y el traslado no esté contraindicado. Como, por ejemplo, suele suceder con las fracturas de cadera. Se trata de cirugías “no demorables”, que se tratan de meter en quirófano antes de 24 horas porque se han comprobado que se obtienen mejores resultados.

La medida se trasladó ayer al Servicio de Traumatología y el escrito especifica que se pondría en marcha en el mismo día, “en cuanto esté todo listo”. Comienza con la posibilidad de desviar un cupo de 8 pacientes al centro de Vía Norte. En breve, se prevé que se incorpore también el del Castro, que podría hacerse cargo de un máximo de 20 a la vez. El hospital concertado puede decidir si acepta el traslado o no.

La hospitalización de Traumatología se llevó a Meixoeiro el domingo 17, después de que ese fin de semana se declarara el brote en Geriatría del mismo hospital –que ya va por 35 pacientes afectados y una veintena de profesionales– y fuera necesario ampliar las alas destinadas a pacientes COVID en Beade. Desde entonces y en solo diez días, el crecimiento explosivo de ingresados con el nuevo coronavirus ha llevado a duplicar las camas destinadas a casos positivos y sospechas –de 114 a 210–.

Y puede que se necesiten más. Los últimos datos de Sanidade –referidos al martes a las 18 horas– señalan un incremento de 19 infectados en planta en los hospitales vigueses, 14 de ellos, en el Chuvi. Ayer por la mañana registraron 25 nuevos que, en parte, se compensarán con altas. Vithas Fátima recibió ayer un nuevo ingresado por el brote entre las tripulaciones de tres buques confinadas en un mismo hotel de la ciudad. Tiene tan solo 27 años y se suma a los otros diez marineros hospitalizados, de entre 25 y 40 años.

Pero las noticias que llegan sobre el posible freno de la expansión del virus entre la población del área, lleva a los profesionales del hospital a albergar la esperanza de que, en los próximos días, este aumento en planta se frene. No así en UCI, donde lo peor está por llegar. Tras dos jornadas de ligerísima bajada de la incidencia acumulada a siete días en el área –de 342 a 338 nuevos casos por cada cien mil habitantes–, esta tendencia se observa hoy también en un índice más robusto, el de la incidencia a 14 días. Por primera vez desde el 4 de enero, no sube. Se mantiene en 611 nuevos diagnósticos por cien mil habitantes.

Vigo es uno de los municipios que propician esta contención de la expansión del virus en el área, al registrar una clara mejoría. Su incidencia baja en un solo día en doce casos por cien mil habitantes, hasta los 446. Y es la primera vez que se reduce desde el 5 de diciembre. El número de nuevos positivos en la comarca sí aumentan con respecto al día anterior –225–. Pero también subió el número de pruebas realizadas. Se efectuaron 2.582. Además, los nuevos diagnósticos se quedan lejos del récord alcanzado hace seis días –354–. El área llega a los 17.500 diagnosticados con COVID en toda la pandemia y 3.680 que la padecen en la actualidad.

Para contribuir al freno de esta tercera ola, La Dirección del Área Sanitaria de Vigo sigue apostando por los cribados poblacionales masivos para destapar a infectados asintomáticos que siguen propagando la enfermedad sin saberlo. Entre el viernes por la tarde y el miércoles realizará el mayor de estos barridos, al que invitará a 22.000 vigueses de entre 20 y 60 años, que no se hayan realizado una PCR en los dos últimos meses y estén en el sistema de notificación Lembra. Se desplegará un dispositivo con una veintena de profesionales.

La diferencia con los anteriores es que, por primera vez, se emplearán test de antígenos. La muestra también se toma con un hisopo a través de la nariz, pero no se envía a un laboratorio. Con un kit, in situ, los sanitarios obtendrán el resultado en 15 o 20 minutos y se le comunicará allí mismo. Esta prueba detecta proteínas del virus, que están presentes en mayor cantidad cuando este se replica, en los cinco primeros días de infección. Por ello, tiene una efectividad similar a la PCR en ese periodo y con sintomáticos. En asintomáticos se podrían dar falsos negativos. Lo bueno es que la realización de estas pruebas no restarán nada de capacidad a los laboratorios del Chuvi.

Compartir el artículo

stats