La corporación municipal celebra hoy el primer pleno del año en el que se debatirá, entre otras cosas, sobre los peajes de la AP-9, el rechazo del gobierno local a nuevos rellenos en la ría, o las peticiones a la Xunta para que participe en un plan de mejora de 40 millones de los colegios públicos y que amplíe los fondos que destina a Política Social, en concreto para el Servizo de Axuda no Fogar., que atiende a 987 personas en Vigo. Según el alcalde, Abel Caballero, “la aportación actual de la Xunta no ha aumentado desde 2012 y solo alcanza los 9,7 euros la hora, cuando actualmente el coste es de 16,69”.

El BNG plantea un acuerdo para reclamar que se apliquen las prometidas bonificaciones en los peajes de la AP-9 desde el 1 de febrero y que sea gratuito el tramo Vigo-Redondela, además de instalar pantallas acústicas y se reformen los pasos elevados de Teis.

Tampoco faltará en el debate la situación de la hostelería, con propuestas al respecto de PSOE y PP. Los populares emplazan al Concello a sumarse al fondo de cooperación gallego con la Xunta, diputaciones y concellos, si bien ese acuerdo entre administraciones aún no existe.