Los trabajos para reflotar el buque congelador “Baffin Bay”, semihundido en Bouzas desde el 3 de diciembre, se prolongarán un mes, según las previsiones apuntadas este martes por el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, durante una visita a esas tareas.

La armadora Copemar y la Autoridad Portuaria iniciaron el lunes estas labores de reflotamiento, que incluyen la retirada de sus depósitos de unos 250.000 litros de combustible.

El barco fue objeto de un incendio el 3 de diciembre y quedó semisumergido en el Muelle de Reparaciones. Desde entonces, la actividad se centró en evitar la contaminación de las aguas, con la instalación de barreras de contención y la limpieza de aceites y residuos en toda la zona del accidente.

La seguridad ambiental sigue siendo la prioridad durante el reflotamiento, según indica Almuiña, que añade que los trabajos “son muy complejos” porque “hay que extraer el combustible, mantener el equilibrio del barco mediante flotadores, retirar los líquidos sucios y una vez reflotado, revisar el casco”.

El “Baffin Bay”, un buque de 68 metros de eslora con el que la armadora Copemar faenaba en Malvinas, permanece escorado en el Muelle de Reparaciones de Bouzas desde el 3 de diciembre, cuando ardió la bodega y el parque de pesca. Desde entonces los trabajos se centraron en la limpieza de la zona, especialmente con la retirada del aceite y combustibles que vertió el motor, la recogida del material sólido caído del barco, como cabos u otros materiales y la inspección periódica para evitar más contaminación.