La Universidad de Vigo terminará de forma presencial los exámenes que ya estaban previstos. La institución académica ya ha emitido un comunicado para informar a los estudiantes y trabajadores de las medidas a tomar tras conocer las nuevas restricciones que impondrá el Gobierno gallego ante el recrudecimiento de la pandemia. Y el primer punto es la continuidad de las pruebas presenciales. Para ello, la UVigo seguirá utilizando el pabellón universitario cuando los centros no dispongan de espacios adecuados para mantener la distancia de seguridad.

Además, la UVigo retrasará una semana el inicio del segundo cuatrimestre y la docencia arrancará de forma virtual como ha decretado la Xunta. Los responsables de la institución confían en que los centros "den lo mejor de sí" para una "organización óptima" de las clases. Según consta en el mismo comunicado, tanto los profesores como el personal de administración y servicios podrán seguir acudiendo a sus puestos de trabajo. Tampoco será necesario tomar medidas respecto a las actividades de investigación.

Entre un sector del alumnado ya ha surgido voces contrarias a que se terminen de hacer los exámenes de manera presencial, una decisión que también ha tomado la Universidade de A Coruña. David Álvarez, estudiante de Administraciones y Dirección de Empresas, acusa al Rectorado de "poca consideración" al mantener unas pruebas que reúnen a "120 personas no convivientes, de distintos municipios" y que, a su juicio, se podrían realizar en línea. Añade que muchos alumnos tienen que utilizar el transporte público para desplazarse al campus.