Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad de Vigo tiene una fortuna a la vista

El inmueble que alberga el Cinbio y el Cacti en el campus es obra de Alfonso Penela.

El inmueble que alberga el Cinbio y el Cacti en el campus es obra de Alfonso Penela. Alba Villar

El equipo rectoral busca edificios en el centro para poder impartir docencia y se plantea alquilarlos o incluso comprarlos. El objetivo es facilitar el acceso de los alumnos e incrementar la presencia institucional de la Universidad, cuyo patrimonio en el campus y la ciudad ya alcanza los 119,5 millones de euros. Una cifra que se incrementará en 2 millones más con las obras en marcha en O Berbés y la ETEA y la futura litoteca-zooteca.

Las escuelas y facultades viguesas están tasadas en 75,3 millones de euros, siendo el de mayor valor el Edificio de Ciencias Experimentales, que acoge a Ciencias del Mar, Biología y Química. Está valorado en un total de 13 millones.

Le sigue la Escuela de Ingeniería de Minas y Energía, que está tasada en 12,6 millones de euros; la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, en 11,8; la de Filología y Traducción, en 10; y la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación, en 9.

Las dos sedes de Ingeniería Industrial alcanzan los 11 millones de euros –7 de ellos corresponden al edificio de As Lagoas-Marcosende–, mientras que la ampliación de ‘Peritos’ que da servicio a esta escuela y a la de Empresariales, además de acoger la Biblioteca, está valorada en 2,3 millones.

La Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo tiene un coste de 4,3 millones de euros, y el de la sede de Empresariales de Torrecedeira, que no es propiedad de la Universidad sino del Concello, asciende a 651.000 euros.

La sede de O Berbés está cifrada en 1,8 millones y el Faraday, en 203.500 euros

Respecto a los centros de investigación, el Cacti y el Módulo Tecnológico Industrial (MTI) constituyen en conjunto el bien inmueble de mayor valor de toda la Universidad: 15,5 millones de euros. Por su parte, el Centro de Investigaciones Biomédicas (Cinbio) alcanza los 5,5 millones; la Estación de Ciencias Marinas de Toralla, 3,5 millones; y el Edificio Fundición, un total de 1,2.

Y de los inmuebles administrativos vigueses, el Edificio Ernestina Otero, que acogía el Rectorado hasta la llegada de Manuel Reigosa en 2018, es el que cuenta con la tasación más elevada, 5,4 millones. El Egeria, al que ha trasladado su despacho oficial, está valorado en 2,8 millones; y Miralles, en 2,5.

La Biblioteca Central del campus ostenta un valor de 3,8 millones de euros y el edificio de deportes, de 1,5 millones.

La última actualización de la UVigo, publicada en noviembre en su portal de transparencia, atribuye un valor de 1,8 millones de euros a la sede institucional de O Berbés, que está prácticamente rematada y a la espera de que se anuncie su fecha de inauguración. Y el edificio Faraday de la ETEA, que albergará la sede del Campus del Mar y la universidad de verano, tiene un valor estimado de 203.500 euros.

En conjunto, los bienes inmuebles de la Universidad Vigo alcanzan un total de 188,4 millones de euros en los tres campus.

En Pontevedra, el edificio de mayor valor es la Facultad de Bellas Artes, que asciende a 10,4 millones de euros. Al edificio de Ciencias de la Educación y el Deporte se le atribuye un coste de 7,6 millones y al Ciencias Sociales y de la Comunicación, de 6. Los bienes inmuebles en el campus del Lérez alcanzan la cifra global de 31,6 millones.

La de Ourense es ligeramente superior, un total de 35,2 millones de euros. El Edificio de Ferro, que acoge las facultades de Educación e Historia, tiene un valor de 7,3 millones y el jurídico-económico se queda muy cerca, en 7,1 millones. El polideportivo está tasado en 4,3 millones; el Centro de Investigación y Transferencia en Innovación (CITI), en 4,2; y la Biblioteca Central, en 4 millones.

Los equipos tecnológicos más valiosos, en el Cacti

El Centro de Apoyo Científico-Tecnolóxico a la Investigación (Cacti) ofrece los servicios más punteros a los grupos de la UVigo y de instituciones externas. Y muchos de sus equipamientos figuran entre los más valiosos de la Universidad de Vigo. El más costoso es un sistema de microscopía de doble haz valorado en 1 millón de euros, con el que se pueden caracterizar y elaborar nanomateriales, entre otras aplicaciones. El Cacti también cuenta con otros equipos valorados en torno a los 700.000 euros como un microscopio electrónico de barrido y varios sistemas de espectrometría. Entre las joyas tecnológicas también figura la red de comunicación y datos, valorada en 719.000 euros, y un magnetómetro criogénico de 602.000 euros.

Piso heredado en Madrid

El listado de equipos de alto valor económico incluye además un piso en herencia de 310.000 euros en Madrid, un autobús de 162.441 euros y una embarcación autónoma de 225 CV de 106.000 euros. El parque móvil de la UVigo se completa con varias embarcaciones y vehículos, tanto oficiales como para el desarrollo de actividades de investigación y prácticas con alumnos. Según el último informe, los más recientes son un coche eléctrico y un monovolúmen de alquiler, ambos matriculados en 2019 y adscritos al Rectorado. Y los vehículos más antiguos son un 4x4 y un remolque de 1994 y 1993, respectivamente, que pertenecen al campus de Ourense, así como un autobús matriculado en 1996. El patrimonio de la institución incluye asimismo más de 50 obras de arte de pintores como Antonio Heredero y Antón Pulido o esculturas de Francisco Pazos Martínez y Xavier Riomao.

Compartir el artículo

stats