El acusado de abusar sexualmente de dos hermanos de 4 y 5 años negó los hechos en el juicio que comenzó ayer en la Audiencia de Vigo. “Eso no pasó nunca”, declaró, agregando que cuando se quedaba al cuidado de los pequeños porque la madre necesitaba ayuda los niños veían los “dibujos” en la tele o jugaban con la pelota en el patio. La vista se celebró pese a que la sala no logró localizar a la progenitora ni a los menores, de los que se sospecha que podrían estar sin escolarizar. Dado que tienen familia en Sevilla, se cree que podrían estar allí.

El acusado afronta 6 años de prisión. Este hombre y la madre de los menores tenían una relación de amistad desde 2010 y los hechos habrían ocurrido entre 2017 y 2018. Según la Fiscalía, el hombre pedía a los niños jugar “al juego del piru o del pito” y les advertía que era “un secreto”. Él encausado negó los hechos. En cuanto a la madre, se leyó el testimonio que prestó en el juzgado de Instrucción, donde contó que se enteró cuando sus hijos se lo contaron mientras los bañaba.